Patrocinado por

Kutxabank provisiona 13,5 millones para pagar los gastos de las hipotecas a sus clientes

La entidad vasca ya reservó casi 24 millones un año antes, pero a lo largo 2020 ha desembolsando buena parte de esta partida

Kutxabank estima que tendrá que pagar hasta 13,5 millones de euros a sus clientes por los gastos de formalización de préstamos hipotecarios después de conocerse las últimas sentencias del Tribunal Supremo (TS). 

La entidad vasca ya provisionó casi 24 millones un año antes, pero a lo largo 2020 tuvo que ir atendiendo la reclamación de gastos que hacían sus hipotecados y en consecuencia, desembolsando buena parte de esta partida. Según aparece registrado en su informe anual.   

Y es que todos los hipotecados que firmaron sus préstamos antes de la entrada en vigor de la Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario (LCCI) en junio de 2019 tuvieron que afrontar la factura adicional de los gastos hipoteca y esto ahora se puede reclamar.  

La historia viene de lejos, en concreto de 2017 cuando un cliente de Liberbank denunció que su contrato hipotecario tenía una cláusula abusiva que le obligaba a pagar todos los gastos de constitución de la hipoteca. El tribunal de primera instancia le dio la razón y la Audiencia Provincial de Cáceres ratificó el fallo. Pero el banco realizó una apelación y la causa terminó en el Tribunal Supremo. 

Paralelamente -también en 2017- la Asociación de Usuarios Financieros (ASUFIN) presentó tres demandas colectivas para reclamar a la banca estos gastos de formalización, por ser abusivos y pocos transparentes. 

La nueva Ley Hipotecaria obliga a los bancos a cargar con este gasto, pero antes los asumían los hipotecados así que ASUFIN puso una demanda contra Abanca, Bankinter y Banco Popular, en el JM 2 de Madrid. 

Otra contra Bankia, Caixabank, Santander, Sabadell, Liberbank, Ibercaja y Cajamar, en el JM 9 de Madrid. Y una tercera contra Kutxabank, Deutsche Bank, ING y CEISS, en el JM 11 de Madrid. 

La justicia reponde en 2020

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) abrió el melón el 16 de julio de 2020 cuando sentenció que los gastos hipotecarios tenían que ser asumidos por los bancos salvo que hubiera una disposición nacional que estipulara lo contrario. Es el caso del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), este si lo tienen que pagar los hipotecados.  

Unos días más tarde de la sentencia del TJUE, concretamente el 29 de julio, el Tribunal Supremo ratificaba su postura al señalar que los gastos de notario debían pagarlos al 50% entre la entidad y el hipotecado. Mientras que los de registro debía asumirlos por completo el banco que concedió la hipoteca.  

Pero quedaba por saber qué postura adoptaba el Alto Tribunal sobre otros gastos como el de gestoría y tasación. EL TS se pronunció sobre el de gestoría el 26 de octubre, determinando que el 100% lo debe asumir el banco. Y sobre los gastos de tasación, el 27 de enero de 2021, estableciendo también que incumben al banco y no al consumidor. 

Es decir, la justicia se ha puesto del lado del consumidor y ahora los titulares de préstamos hipotecarios que firmaron antes de 2019 ya pueden reclamar los gastos de la hipoteca. Sin embargo, la banca no se ha quedado de brazos cruzados y ha optado por recurrir las sentencias que les obligan a devolver el 100% de estos gastos. 

Kutxabank ha sido la única entidad que no ha apelado la sentencia por eso ha decidido provisionar 13,5 millones. En concreto, ante las reclamaciones “actuales y previstas”.

Igualmente, la entidad vasca no podría escaquearse tan fácilmente de pagar, al igual que Banco de Caja España de Inversiones Salamanca y Soria (Unicaja Banco), ING Bank y Deutsche Bank. Y es que ASUFIN ganó en octubre la demanda colectiva interpuesta contra ellos. 

Esto quiere decir que todos los que estén hipotecados con estos cuatro bancos no tienen que iniciar una demanda individual con los costes y el tiempo que ello conlleva, de media 4 años. 

Los hipotecados pueden reclamar aunque la sentencia no sea firme

La asociación ha logrado que el juez incorpore un párrafo en la sentencia que explica que los consumidores perjudicados se pueden beneficiar en ejecución provisional de sentencia, es decir que no necesitan que la sentencia sea firme.

De manera que ahora, basta con que el hipotecado tenga a mano su escritura de constitución de hipoteca. Con eso puede ir al juzgado, sin necesidad de contratar abogado ni procurador, y acreditar que es un consumidor perjudicado. 

Pese a ello, Unicaja dice que “no espera un efecto significativo como consecuencia de estas reclamaciones”. 

Los cálculos de la asociación apuntan a que un cliente con una hipoteca de 200.000 euros constituida en el año 2008, podría recuperar cerca de 1.500 euros de capital de los gastos de constitución sumados a los intereses. Aunque esto varía según la entidad y la hipoteca. 

Que ASUFIN ganara la demanda colectiva contra estos cuatro bancos dio esperanza a millones de hipotecados que firmaron con otras entidades, pues allana el camino para que la justicia también se ponga de su lado. Sin embargo, aun toca esperar el fallo ya que cada una se encuentra en distintos momentos procesales.