Patrocinado por

La banca cotizada cierra casi 700 oficinas en tres meses

Los siete bancos de la bolsa española también cerraron el trimestre con 4.129 empleados menos en España

Sucursal de Banc Sabadell

Sucursal de Banc Sabadell

A excepción de Bankinter y Liberbank, el resto de bancos cotizados de la bolsa española han cerrado el trimestre con 4.129 empleados menos en el país y han echado el cierre a 673 oficinas.

El Banco Sabadell ha sido el que más plantilla ha reducido con motivo del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 1.800 trabajadores que negoció el pasado 2020. La gran mayoría han salido del banco durante los tres primeros meses del 2021.

A cierre de 2020, el banco que preside Josep Oliu contaba con 16.260 empleados en España frente a los 14.536 que registraba a cierre de marzo. En su caso, solo se aprecia el cierre de una oficina, pues la entidad ya cerró un 12,3% de su red el año pasado. Esto son más de 230 oficinas, hasta las 1.613 sucursales que tiene actualmente.  

Tras la entidad catalana, el banco que preside Ana Botín es el que más ha reducido plantilla y las razones son las mismas. El Banco Santander negoció en la recta final del año pasado un ERE para 3.572 trabajadores, el mismo también contempla 1.500 reubicaciones y el cierre de 1.033 oficinas.

Estas salidas han empezado a producirse durante el primer tramo del año. Según reflejan sus cuentas, a cierre de marzo el Santander contaba con 25.470 trabajadores en España y solo tres meses antes con 26.961. Esto son 1.491 empleados menos. Asimismo, el banco ha reducido el número de oficinas en 355, pasando de 2.939 a 2.604 entre diciembre y marzo.

BBVA tiene ahora 553 empleados menos en España que diciembre, en concreto su plantilla ha pasado de 29.330 a 28.777. En la misma línea que el resto del sector, el banco que preside Carlos Torres ha prescindido en el trimestre de 116 oficinas, hasta las 2.366 actuales.

La entidad reducirá aun más su plantilla este año, pues actualmente negocia un ERE para 3.800 trabajadores, que tras las primeras reuniones se ha reducido en 350 personas a las que prevé recolocar dentro del grupo.

Unicaja Banco contaba a cierre de marzo con 204 empleados y 60 oficinas menos que tres meses atrás. Las salidas obedecen al plan de desvinculaciones que la entidad malagueña puso en marcha en diciembre de 2018, con un plan de ejecución de tres años.

El mismo contemplaba la salida voluntaria mediante prejubilaciones de 760 empleados entre 2019 y 2021. Todas estas personas han salido del banco en los últimos 15 meses y ahora su plantilla está formada por 6.005 personas.

Paralelamente, el banco que preside Manuel Azuaga y los sindicatos negociaron en septiembre de 2020 una segunda parte del plan, que aunque todavía no está cerrado ya contempla la salida de otras 230 personas este 2021.

La nueva Caixabank, ya con Bankia integrada, sumaba a cierre del primer trimestre 51.227 empleados según registran las primeras cuentas presentadas como banco fusionado. Pero en diciembre, la suma de las dos entidades de manera independiente era de 51.384 pues Bankia reunía a 15.950 trabajadores y Caixabank a 35.434 a nivel grupo, de los que en España 27.404.  

Lo que implica que actualmente cuentan con unos 157 trabajadores menos. En cuanto a la red de oficinas, entre las dos suman 5.552 oficinas retail en España. A cierre de 2020, Caixabank tenía 3.571 y Bankia, 2.127. Ahora cuentan con 146 menos.

Al igual que BBVA, la nueva Caixabank se encuentra en un proceso formar de negociación con los representantes de los trabajadores para el despido colectivo de 8.300 personas. También en su caso, han confirmado que habrá 500 recolocaciones en otros puestos del grupo.

La excepción entre los siete bancos cotizados de la bolsa española son Liberbank y Bankinter. El banco asturiano cuenta con un 1,6% más de plantilla que en diciembre hasta los 3.767 empleados a nivel grupo.

Aunque hay una razón para este aumento y es que por necesidades organizativas, en octubre de 2020, el grupo solicitó la reincorporación de algunos empleados que se encontraban en excedencia pactada compensada. Y esta reincorporación se produjo el 1 de enero de 2021. Entre enero y marzo no ha cerrado ninguna oficina.

En cuando a Bankinter, su consejera delegada, María Dolores Dancausa, ha insistido en que no hará ajustes de empleo ni oficinas e irá a contracorriente del sector, y es que fue el único banco que incrementó su plantilla en plena pandemia. El pasado 2020 sumó 330 trabajadores y actualmente, la entidad cuenta con 8.611 trabajadores.