Patrocinado por

Las grandes hoteleras se pelean por el histórico Princesa de Madrid

La consultora CBRE, en busca un operador que se encargue de la gestión, encarrila el proceso con un número reducido de ofertantes

Imagen de princesaplaza.com

Imagen de princesaplaza.com

Las compañías internacionales ponen sus ojos en el hotel Princesa de Madrid, cuya propiedad ha ido cambiando de manos sin fortuna. El dueño actual, el fondo estadounidense Colony NorthStar, se ha puesto en manos de la consultora Coldwell Banker Richard Ellis, popularmente conocida como CBRE, para que un operador asuma la gestión del emblemático hotel en los próximos meses

Las fuentes del mercado apuntan que el perfil del Princesa no es para un operador español, sino para uno internacional de la talla de Courtyard by Marriott, Novotel (Accor), Hilton Garden Inn o Crowne Plaza (IHG). En este sentido, las firmas delegarían en “un contrato de franquicia operado por GAT, Panoram o HCI” como marca blanca, explican las mismas voces consultadas.

La operación llega tras meses de debilidad del sector hotelero, que ha sufrido como ningún otro la crisis del coronavirus. Las restricciones a la movilidad han golpeado a la industria turística y la mayoría de establecimientos han permanecido cerrados o, en el mejor de los casos, abiertos en fechas marcadas. 

El Husa Princesa, sin embargo, lleva más tiempo con las puertas cerradas. Colony asegura en las cuentas de la sociedad española que controla el hotel (Colprincesa Management) que cerró 2019 con pérdidas y con un fondo de maniobra negativo (incapacidad de responder ante acreedores) por más de medio millón de euros, es decir, antes de la crisis del coronavirus.

“Los números rojos durante los ejercicios 2019 y 2018 se deben básicamente a la toma de control de la actividad y su puesta en marcha por un equipo directivo nuevo, un programa intenso de rehabilitación de habitaciones e instalaciones del hotel, cambio de marca y adaptación a una organización independiente sin franquicia en 2019”, reza la memoria de la compañía. 

Sin embargo, Colony asegura que se ha comprometido a continuar prestando el apoyo financiero necesario para asegurar la continuidad de explotación del hotel en 2020 y durante los ejercicios siguientes.

Respecto a cuándo volvería el hotel a abrir sus puertas, la compañía no se mojó y no quiso dar fechas ante la incertidumbre de la pandemia. Lo que sí explicó es que había llevado a cabo un ERTE “durante el tiempo necesario para estar en las mejoras condiciones para la reapertura del hotel”.

Cambio de manos

El Husa Princesa de Madrid fue un establecimiento originariamente explotado por la cadena Husa, el grupo de Joan Gaspart, expresidente del Barcelona. Pero la propiedad del hotel, no obstante, cambió con el paso de los años.

En 2010, Metrovacesa, su entonces propietario, llegó a un acuerdo con el inversor libanés Joseph Boutros El Khouri, dueño del fondo Continental Property Investor (CPI), que mantuvo el contrato de arrendamiento con Gaspart.

La operación ascendió a más de 100 millones de euros y se enmarcó en la denominada Operación Triángulo Princesa, en la que Metrovacesa sumó en la venta a CPI otros dos grandes activos: el hotel Husa Moncloa y una zona comercial con un edificio de oficinas, de 5.011 metros cuadrados, y aparcamiento.

Pero llegaron problemas económicos. Gaspart salió de la gestión, que recayó en Marriott  — también la dejaría años más tarde — , y las sociedades españolas del vehículo inversor de El Khouri entraron en concurso de acreedores en 2014. Saltaban las alarmas sobre el Princesa.

Fue entonces, en 2018, cuando Colony NorthStar, un fondo de inversión estadounidense que tiene intereses en multitud de frentes y no se limita únicamente al inmobiliario  —uno de ellos es el de las telecomunicaciones — , aprovechó la debilidad de CPI para hacerse con todas sus propiedades en España. 

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.