Los Benetton también se estrellan con sus negocios en España

La familia Benetton perderá todas las autopistas en Italia y algunas en España, donde varios de sus negocios ya son un agujero negro

La familia Benetton perderá en los próximos meses uno de sus mayores negocios, la gestión de autopistas en Italia, donde Autostrade per l’Italia (Aspi), compañía todavía bajo su control, es líder. El gobierno de Giuseppe Conte llegó a un acuerdo con esta saga para hacerse con el control de Aspi y relegarlos a un 10% del capital. Es la consecuencia, casi dos años después, del derrumbe de Ponte Morandi, en Génova, donde murieron 43 personas.

Esta pérdida supone un batacazo para Atlantia, a la que solo le quedarán cuatro aeropuertos y Abertis, y todo el imperio Benetton, que además de Atlantia, controlan una docena de empresas más. En España, Edizione, el holding de la familia, cuenta con cinco compañías totalmente de su propiedad o bajo su control y, pese a los beneficios de Abertis, el balance de los Benetton en España es negativo.

Esta familia del Veneto cuenta en nuestro país con la mayor concesionaria española de autopistas; Cellnex, que se dedica a las infraestructuras de telecomunicaciones y cotiza en el Ibex; con una filial de su conocida firma de moda, Benetton; la filial de la multinacional de restauración Autogrill, que también cotiza, y con una inmobiliaria que gestiona los locales donde la marca de ropa tiene las tiendas, Edizione Property Spain.

Abertis es la única empresa de la familia que gana cierto dinero en España; el problema es que está perdiendo las concesiones

Abertis ganó en 2019 1.100 millones de euros, convirtiéndose, con los problemas de Aspi, en la joya de la corona de Atlantia. Sin embargo, si nos fijamos solo en el negocio en España, la situación no es tan positiva. Aportó uno de cada tres euros al beneficio pero en diciembre perdió su segunda mayor concesionaria nacional, Aumar, y en 2021 perderá la primera: Acesa. Por tanto, las perspectivas han empeorado considerablemente.

Retrocediendo de nuevo a 2019, los beneficios en España serían algo más de 350 millones. Pero teniendo en cuenta que Atlantia tiene el 50% de Abertis y Edizione el 30,25% de Atlantia, al final la parte del pastel que se comen los Benetton es de poco más de 50 millones. Aun así, es lo mejor que se llevan de España.

Cellnex es la participación de más valor de la familia en nuestra país si hacemos caso de su cotización en bolsa: vale 21.500 millones de euros. Pese a ello, la empresa de torres de telecomunicaciones todavía no gana dinero. “Es una empresa de crecimiento, no de dividendo”, insiste su consejero delegado, Tobías Martínez. En 2019 perdió 9 millones y en el primer trimestre de 2020, 30 millones. Los Benetton tienen el 16,45% de las acciones.

Los Benetton en España más allá de Abertis y Cellnex

Abertis y Cellnex son las dos empresas españolas bajo las redes de la saga que comanda Luciano Benetton, ambas como consecuencia de la opa de Atlantia sobre Abertis, que terminó comprando junto con ACS y Hochtief. Florentino Pérez no tenía interés en la empresa de torres y la familia del Veneto lo aprovechó para hacerse con el control de una empresa que en dos años ha multiplicado por 2,5 su valor en bolsa.

Pero sus negocios en nuestro país no terminan aquí. Si el apellido Benetton se asocia a una compañía es a la firma de moda homónima, que se hizo famosa en el siglo pasado por sus campañas de publicidad multiculturales. Cuenta con una filial en España para gestionar el negocio en el país y es una máquina de perder dinero.

Benetton Group, que tiene su sede en España en el Passeig de Gràcia de Barcelona, tuvo unos ingresos de 956,7 millones de euros en 2018, el último ejercicio con las cuentas depositadas en el registro mercantil. La caída respecto a 2017 fue del 6%. El resultado del ejercicio fue muy negativo: perdió 152,7 millones. Eso sí, consiguió reducir los números rojos un 29%.

Tienda Benetton en Alemania. EFE

El grupo segregó su negocio hace unos años y creó una sociedad para gestionar los locales que ocupan las tiendas de ropa. Edizione Property Spain obtiene prácticamente todos sus ingresos de la propia Benetton y en 2018, pese a que perdió un millón de ingresos (pasó de 3,9 a 2,9 millones), se mantuvo en beneficios: 1,2 millones. El cierre de tiendas se notó en todo el grupo: la marca de moda facturó menos pero también perdió menos dinero y la inmobiliaria dejó de ingresar parte de los alquileres.

Autogrill es otra de las empresas del imperio Benetton con huella en España. Esta empresa de restauración, especializada en áreas de servicio, aeropuertos y estaciones, está controlada en un 59% por Edizione aunque cotiza en bolsa. Su filial en nuestro país tuvo un volumen de negocio de 81,9 millones en 2019, tras mejorar en un 14%. Pero pese a esta mejora, no logró entrar en beneficios y perdió 1,1 millones, si bien redujo a mitad los números rojos.