Los Miarnau construirán una línea del metro de Sao Paulo

Comsa logra adjudicarse la infraestructura en plena negociación con los bancos para refinanciar su abultada deuda

Comsa construirá la línea 4 del metro de Sao Paulo (Brasil). La obra, con un importe cercano a los 235 millones de euros, servirá para añadir cuatro estaciones a un servicio que traslada a 1,7 millones de pasajeros cada día. La constructora catalana entró en el país en 2009 y durante este tiempo ha duplicado una carretera y una autopista por 35 y 42 millones de euros respectivamente.

La compañía especializada en obra pública es propiedad de las familias Miarnau (70%) y Sumarroca (30%) y resultó salpicada por el caso 3% por hacer donaciones a Convergència o su fundación a cambio, presuntamente, de contratos públicos. En medio de una refinanciación de deuda de cerca de 1.000 millones, no consigue reflotar su negocio de construcción, que volvió a caer en 2015.