Patrocinado por

NH retirará el ERE en la central de reservas a cambio de negociar un nuevo convenio

La compañía hotelera selló un acuerdo a finales de semana y lo comunicará oficialmente en las próximas horas

NH y los sindicatos han acordado no ejecutar los despidos previstos para la central de reservas. A cambio, se espera que la compañía y los representantes de los trabajadores negocien un nuevo convenio colectivo durante los próximos meses.

La decisión supone un giro de los acontecimientos en apenas un mes. El pasado 12 de febrero la cotizada controlada por el grupo tailandés Minor International informaba de que preparaba un despido colectivo que podría afectar hasta a 300 trabajadores.

Fuentes de la negociación, no obstante, reconocen que la compañía sigue con la previsión de despedir en el servicio de oficinas centrales, donde los sindicatos mayoritarios no tienen representación. Las voces consultadas indican que en dicha división se ha alcanzado un preacuerdo para rebajar un 35% el número de despedidos y pactar las indemnizaciones.

La primera decisión de la hotelera fue duramente contestada por los sindicatos. “NH hoteles quiere aprovechar la crisis provocada por la COVID-19 para despedir”, respondía CCOO en su primer comunicado sobre las negociaciones de la compañía. Para la organización, la empresa estaba tratando de aplicar “una decisión dramática, drástica y definitiva ante una crisis que es temporal”.

El sindicato añadió que NH “quiere aprovechar la crisis provocada por la pandemia para despedir a parte de su plantilla y más adelante contratar trabajadores y trabajadoras más baratos, con menos antigüedad y menos derechos”.

El ERE de NH apuntaba con ser el primero y único de toda la industria hotelera en tiempos de pandemia, ya que otros representantes de distintas hoteleras negaron querer seguir su ejemplo. “De momento, seguimos en ERTE”, respondió Raúl González, consejero delegado para EMEA del grupo Barceló, cuando fue preguntado por los medios de comunicación.

Cambios en la negociación

Durante los primeros compases de la negociación, los sindicatos abogaron por pedir a la compañía que utilizara el mecanismo de los ERTE bonificados que ofrece el Gobierno para no tener que despedir, y afeaba que la compañía no lo hubiese hecho hasta la fecha para estar ahora libre y poder ejecutar salidas.

Más tarde, con el avance de las negociaciones, la dirección se desmarcó con la oferta que finalmente ha sido aceptada: retirar 94 despidos de la central de reservas a cambio de rebajas salariales.

Fuentes de la negociación trasladaron el pasado jueves a Economía Digital que se había alcanzado un principio de acuerdo para no tener que ejecutar despidos en la central de reservas. Las mismas voces, no obstante, se mostraron cautas y afirmaron que el acuerdo, en el caso de consumarse, no se cerraría hasta la recta final de la semana.

La compañía, por su parte, se había limitado a esgrimir en un primer momento un comunicado dirigido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). “La documentación que conformará el correspondiente informe técnico será trasladada oportunamente tanto a la autoridad laboral como a las comisiones que se constituyan para la negociación”, dijo sin apenas dar detalles.

NH frente al coronavirus

La cadena hotelera, como el resto de sus rivales, cerró un año aciago por culpa del coronavirus. La compañía perdió 371 millones de euros en 2020, una cifra que contrasta enormemente con los beneficios de 103,2 millones de euros cosechados solo un año antes.

El cierre de hoteles y la imposibilidad de reabrir por la falta de demanda se reflejó en la facturación. Los ingresos totales de NH se situaron en torno a los 539,7 millones de euros, cifra muy lejana a los 1.718,3 millones de euros obtenidos en 2019 y que representa un descenso del 68,6% entre un periodo y otro.

La compañía ya busca cómo resarcirse por las restricciones a la movilidad impuestas desde los distintos gobiernos. En España, de acuerdo al diario Expansión, tanto NH como otras hoteleras, entre ellas Meliá, se han dirigido al Ejecutivo para solicitar una reclamación por los daños que han provocado sus medidas durante el estado de alarma.

En el caso de la compañía dominada por Minor International, la reclamación asciende a más de 100 millones de euros. Desde el Gobierno todavía no se han pronunciado sobre las peticiones de las grandes firmas del sector.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.