Prisa y Vocento pierden 52 millones de ingresos por publicidad y 22 por venta de ejemplares

Dos de los grandes grupos de comunicación sufrieron la combinación del coronavirus y el agotamiento del papel

En 2020, los medios de comunicación tradicionales vieron cómo una crisis se solapó sobre otra. La del coronavirus golpeó a los ingresos por publicidad, todavía el primer canal de facturación para los grandes grupos, mientras que la decadencia del modelo del papel continuó y sumó un nuevo retroceso. 

Así, Prisa y Vocento, dos de los principales grupos emblemáticos y dueños de las cabeceras más reconocidas (El País y ABC, respectivamente), sufrieron un retroceso en el negocio: 52 millones menos en la publicidad y otros 22 en la venta de ejemplares.

El editor de El País anotó una caída de la facturación de ingresos por publicidad en su unidad de negocio Noticias en 24,7 millones de euros. La partida de ingresos por venta de ejemplares cayó en 11,3 millones entre 2019 y 2020. Hay que apuntar que en esta partida no se incluye el negocio de radio (La Ser y Los 40 principales, entre otros) ni el de educación (Santillana en Latinoamérica), lo que elevaría la reducción del negocio de Prisa.

Vocento, por su parte, registró la misma tendencia descendiente. Los ingresos por publicidad de todos sus medios, incluyendo diarios regionales (El Correo o Las Provincias) y otros formatos (revistas, por ejemplo), cayeron un 16,4%, hasta los 141 millones de euros. La circulación también disminuyó en un 9,1% (pasó de suponer 128 millones de euros a 117 millones) respecto al mismo periodo del año anterior.

El agotamiento del formato papel intentó compensarse con los ingresos por suscripción en sus respectivos muros de pago. Pero ambas iniciativas apenas acaban de dar sus primeros pasos y, pese a que el incremento anotado supone un porcentaje de crecimiento muy elevado, el total de ventas generadas sigue siendo escaso en comparación con el volumen de facturación global.

Por ejemplo, Prisa aceleró la transformación de su modelo digital con el lanzamiento a principios de mayo del modelo de pago por suscripción digital de El País. A diciembre de 2020 sumaba ya 130.500 suscriptores, de los cuales 84.793 son exclusivos digitales.

“El modelo de pago está demostrando ser un modelo que funciona económicamente y con gran potencial de desarrollo a futuro”, explica la compañía en los resultados remitidos al regulador bursátil.

Todavía no se conocen los resultados finales de 2020 de otros grandes grupos. Un ejemplo es el de Unidad Editorial, propiedad del dueño del Corriere della Sera. La empresa matriz, RCS Mediagroup, publicará en las próximas semanas ante el regulador bursátil los resultados del grupo. De momento, ya ha confesado un descenso del 15% del negocio durante los nueve primeros meses del año respecto al mismo periodo del año anterior.