Ricardo Fernández (Destinia): “El sector turístico aguantará el verano, después llegarán las quiebras”

A partir de septiembre las empresas "dejan de estar dopadas", acaban los ERTE, las carencias y la financiación bancaria

Ricardo Fernández, director general de Destinia.

Ricardo Fernández, director general de Destinia.

El director general de Destinia, Ricardo Fernández, asegura que muchas empresas del sector turístico español aguantarán el verano gracias a las ayudas púbicas otorgadas por el Gobierno para paliar la crisis, pero en septiembre “cuanto tengan que empezar a devolver los ICO y los bancos no den financiación, habrá tensiones” comenta en una entrevista con Economía Digital.

Será entonces cuando “llegarán las quiebras”, un riesgo que se incrementará en la recta final de año. Ahora hay esperanza porque se han disparado las reservas, añade, pero por ejemplo, las cadenas hoteleras españolas no han recibido tantas ayudas como las extranjeras y además en otros países se han dado ayudas a fondo perdido, así que a largo plazo será difícil competir con ellas “porque tendremos esa mochila de deuda”.

“Hay pocos países europeos donde el turismo sea tan relevante como aquí, si 2/3 del PIB lo aportamos nosotros, también 2/3 de las ayudas deberían ser para el sector”, matiza. Asimismo, defiende que en España se necesita agilidad y mayor cantidad de rescates públicos.

“Somos firmes defensores de que deberían rescatar a más empresas de la industria, en Europa se ha hecho con Lufthansa en Alemania, con TAP en Portugal o con Air France en el país galo, y en España se ha hecho en menor proporción y menor cuantía”.

A raíz de la crisis, Francia ha inyectado 14.000 millones de euros en Air France y se ha convertido en el mayor accionista al subir su exposición del 14,3% al 30%; Alemania rescató Lufthansa con 9.000 millones y adquirió una participación del 20% de su capital; y TAP recibió 1.200 millones de Portugal.

Las cifras son bastante elevadas en comparación con las que han recibido las empresas del sector en España. El Gobierno dotó en noviembre con 475 millones de euros a Air Europa a cuenta del fondo de apoyo a la solvencia destinado a compañías estratégicas que se han visto impactadas por la pandemia del Covid-19.

Este fondo también aprobó el tan problemático rescate de Plus Ultra en marzo, a la compañía se le otorgaron 53 millones de euros. Ávoris, recibió 320 millones también ese mes. Pero en la cola quedan pendiente de respuesta más de una decena de empresas.

Y es que de los 10.000 millones del fondo, solo se han repartido 1.000 millones. Además, de los 4.000 millones que han solicitado las empresas españolas a este fondo (en total son unas 50 compañías) y que todavía están pendientes, más de 1.000 proceden del sector turístico.

Entre ellas, el grupo Hotusa que ha pedido 320 millones; Hesperia, otros 55 millones; Room Mate, 52 millones; Selenta y Hoteles Playa Senator, 50 millones cada una. Pero también Air Nostrum ha pedido 103 millones de euros o el grupo Wamos, 75 millones.

El sector empieza a recuperarse tras el fin del estado de alarma

Un año después de que la pandemia estallara en España, el sector turístico empieza a ver a luz. “La demanda estaba super contenida, pero cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dijo el 7 de abril que no postergaría el estado de alarma, se abrió la lata”, comenta Fernández.

Durante la semana siguiente, las reservas en Destinia crecieron un 325% en comparación con la semana anterior. En concreto, llevan seis semanas creciendo a niveles del 70% y todas las reservas son principalmente para verano, julio-agosto.

Sin embargo, en los últimos días han notado un aumento del 104% semana con semana para hacer viajes en mayo. “En cuando la gente ha visto movimiento ha empezado a preparar sus viajes, el Levante y Andalucía son las escapadas favoritas”.

En concreto, las búsquedas que hacen los españoles en esta agencia de viajes online son en un 90% para España y en un 50% para vacaciones de verano. Por provincias, Tarragona, Alicante, Málaga, Almería y Gran Canaria son las más reservadas, seguidas muy de cerca por Tenerife y Palma de Mallorca.

Actualmente, solo un 15% de las reservas en España para este verano a través de Destinia son de extranjeros, el resto son reservas nacionales. Los viajeros procedentes de otros países optan en su mayoría por Tarragona, Gerona y Barcelona.

En lado opuesto, el Algarve, Lisboa y Oporto (en Portugal) se convierten en el primer destino internacional que eligen los españoles, principalmente porque se puede ir en coche y no hay que estar atento de pruebas PCR ni cuarentenas, comenta Fernández.

«Cancún nunca ha parado, no piden test, ni cuarentena»

Cancún es el segundo destino favorito este verano, aunque aclara que “nunca ha parado” pues allí no piden vacunas, ni test, ni por su puesto una cuarentena. Además todos los hoteles han estado abiertos en los últimos meses así que se ha posicionado como un lugar estratégico. 

Pese a la buena marcha de los últimos días, el director general de compañía, matiza que comparado con niveles pre pandemia, todavía son un 63% inferior. Al igual que el pasado ejercicio, en julio de 2020, cerraron con una caída de reservas respecto a 2019 del 50% y además, lo más impactante es que los viajes eran bastante improvisados pues las reservas se hacían con muy pocos días de antelación por la incertidumbre de ese momento, justifica.

Las agencias de viaje sufrieron los daños colaterales de las aerolíneas

En el inicio de la pandemia, en concreto, los meses de confinamiento en los que se cerraron las fronteras de todo el mundo y en consecuencia, se cancelaron todos los viajes, las empresas como Destinia tuvieron que hacer frente a miles de devoluciones de billetes de avión, noches de hotel, excursiones…

Una situación que no ha estado exenta de polémica, pues algunas compañías (sobre todo, las aéreas) han puesto bastantes trabas para reembolsar el dinero de los billetes. En España, Iberia, Air Europa y Ryanair son las que más reclamaciones acumulan desde entonces, y día de hoy, muchas no han devuelto el dinero a los pasajeros.

“Lo hemos sufrido una barbaridad porque se ha convertido en un problema reputacional. Los clientes pensaban que nosotros no devolvíamos el dinero, pero realmente eran las empresas que estaban detrás, que se enfrentaron a una tensión financiera muy fuerte”, señala

En opinión de Ricardo Fernández “realmente es imposible salir indemne de esto”, ya han devuelto el 95% de los productos y servicios que los clientes habían pagado pero reconoce que sigue habiendo muchos problemas con las aerolíneas, concretamente con las que emitieron bonos y no quisieron devolver el dinero.

Si no llegan extranjeros, no será un verano normal

Desde Destinia lanzan un mensaje, hasta que no llegue el turismo extranjero no será un verano normal. Según los datos que han recabado en estas últimas semanas, los españoles no están buscando viajes más allá de agosto. Mientras que los viajeros internacionales (sobre todo, los de Alemania y Reino Unido) que actualmente suponen solo un 2% de las reservas del verano, sí que están ampliando el horizonte y reservando para septiembre, octubre y noviembre.

Con todo, estiman que este verano será mejor que el de 2020 (el año pasado tuvieron un 59% de caídas de ventas respecto a los niveles de 2019), ahora el horizonte lo tienen puesto en alcanzar el 70% de reservas que tuvieron en el año anterior a la pandemia, pues asegura “que ya hay semanas realmente buenas en las que superan 2019”.

Pese a ello, adelantan que habrá un 25% de pérdidas «porque los extranjeros pueden venir”. Fernández destaca que la recuperación del sector turístico en Europa dependerá de si hay crisis al consumo o no, “a partir de septiembre dejan de estar dopadas las empresas, acaban los ERTE, las carencias, y entonces puede haber recesión, no solo en las empresas también en los hogares”, por ello entiende que no será hasta el primer trimestre de 2022 cuando se empiece a ver una cierta normalidad.

Cristina Hidalgo