Vivendi, un socio experto en televisión para el grupo Prisa

El grupo francés se hace con un 7,6% del dueño de El País en busca de sinergias entre ambos

Imagen de la sede de Vivendi en Francia


La llegada de Vivendi al capital de Prisa se produce en un momento de plena agitación de la compañía. El grupo francés ha dibujado un nuevo equilibrio de fuerzas en el interior del editor de El País y es un socio idóneo para el relanzamiento del área audiovisual.

Josep Ourgholian, presidente de Prisa desde hace un par de meses, ya comunicó cuáles eran sus intereses. “Probablemente hay que añadir una parte audiovisual, porque es lo que le falta a este grupo”, dijo en una entrevista en el diario El País a los pocos días de ser nombrado presidente no ejecutivo.

Prisa dejó el área audiovisual en España  — la ha mantenido hasta hace poco en otros países como Portugal —  cuando decidió vender Televisión Digital Terrestre (DTS) a Telefónica en el año 2015. Prisa era accionista mayoritario de este negocio, que en sus inicios fue bautizado como Canal Satélite y más tarde mutó en Vía Digital. Hoy es conocido como Movistar+.

Por tanto, la compañía de telecomunicaciones, también accionista de Prisa, tiene ahora la oportunidad de participar en esta alianza. El de los de José María Álvarez-Pallete supondría además un giro en la concepción que Telefónica tiene sobre Prisa, ya que pasaría de considerar su participación de puramente financiera a potencial socio industrial. 

Qué puede aportar Vivendi a Prisa

Con la llegada de Vivendi aumentan las posibilidades de explorar este negocio. El grupo francés tiene desarrollada su división de cine, series de televisión y deportes a través de varias plataformas.  

En este sentido, uno de sus activos más importantes es Canal+, un actor destacado entre los canales de televisión premium y temáticos. En Francia cuenta con tres canales de televisión abiertos y en el resto del mundo no ha dejado de crecer en los últimos años, hasta alcanzar los más de 20 millones de suscriptores.

A nivel de producción, Vivendi también es accionista de Banijay, con cerca del 33% de sus acciones. Se trata de un productor y distribuidor de contenido internacional con presencia en 22 países y un catálogo que alcanza las 88.000 horas de programación original, según sus propias cifras.

Objetivos: potenciar “contenidos de entretenimiento”

Pese a que todo está en un proceso muy embrionario, Vivendi ya ha manifestado ante el mercado el interés de poner en marcha su estrategia, “que tiene clarísimas sinergias con Prisa, para fortalecer sus contenidos digitales, tanto educativos como de información y entretenimiento en español”. 

Solo en España, el grupo francés posee la productora de televisión española Bambú Producciones, la responsable de haber llevado a la pequeña pantalla series exitosas como Fariña, Velvet o Las chicas del cable.

Bambú Producciones, de Vivendi, ya ha trabajado con grupos españoles como Atresmedia y Movistar+ (Telefónica)

Algunas de estas producciones han sido emitidas por el grupo Atresmedia o a través de la plataforma Movistar+. También ha llegado a acuerdos con Netflix.

Quién es Vivendi

El nombre de Vivendi suena poco en España pese a contar con mucha presencia a través de sus participadas. El propietario de este grupo es el empresario francés Vincent Bolloré a través de su holding Bolloré SE. El ejecutivo, un hombre cercano al ex primer ministro Nicolas Sarkozy, tiene una fortuna de 6.000 millones de euros, de acuerdo a Forbes.

Una de las compañías bajo el paraguas de Vivendi es Havas, la agencia de comunicación que opera en más de 100 países y que en España cuenta con varias oficinas, tanto de la marca principal como de sus otras enseñas.

Vivendi se opuso a la fusión entre Mediaset España y Mediaset Italia en 2019

Pero Vivendi ha estado en el foco en nuestro país durante el último año por su batalla con Mediaset, de la que también es accionista. La compañía, que también ha protagonizado batallas accionariales en Telecom Italia y Lagardère, se opuso a los intereses de los Berlusconi.

Los principales accionistas del dueño de Telecinco querían fusionar la filial de España con la matriz italiana, pero Vivendi, que no pudo ejercer todos sus derechos de voto en la junta de accionistas que dio paso a la fusión, recurrió ante los tribunales la decisión y se llevó el gato al agua.

Otras dos áreas en las que también tiene fuerza es la música y los videojuegos, con su participación en Universal Music Group y Gameloft, respectivamente. En el primer sector suma además a Olympia Production y a U-Live, que poseen una docena de festivales de música en Francia y el Reino Unido.