Abanca cierra 2016 con un beneficio de 333,6 millones

stop

Los ingresos por prestación de servicio aumentan un 5,9%, hasta los 152 millones, mientras que la morosidad desciende al 6,8%

Francisco Botas, Juan Carlos Escotet y Javier Etcheverría, directivos de Abanca.

A Coruña, 15 de febrero de 2017 (11:31 CET)

La buena evolución de sus principales líneas de negocio ha llevado a Abanca a cerrar el ejercicio 2016 con un beneficio neto de 333,6 millones de euros, un 1% más respecto al año anterior. En este período, la entidad gallega ha registrado crecimientos de un 3,8% del crédito y de un 4,5% de captación de recursos de clientes, a los que hay que sumar el buen comportamiento de la comercialización de productos y servicios de valor añadido, que crecen un 12%.

Todas estas mejoras han contribuido a elevar los ingresos por prestación de servicios un 5,9%, hasta los 152 millones, una de las tasas más elevadas del sector. El crecimiento rentable del negocio minorista, que permite incrementar un 12% el margen comercial recurrente, sumado a la mejora de la calidad del riesgo, medida por una ratio de morosidad del 6,8%, son las bases de este ejercicio, apuntan desde la entidad.

Crecimiento rentable

El resultado antes de impuestos alcanzó los 358,8 millones de euros, un 3% más que en el ejercicio de 2015. Esta cifra permite elevar la rentabilidad del banco (ROTE) hasta el 9,7%, una de las tasas más elevadas del sector.

Paralelamente, los gastos de explotación se han reducido un 11,9% como consecuencia de las medidas de eficiencia adoptadas por el banco. Este ahorro ha comportado una mejora de la productividad, que crece un 6,0% en el año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad