El presidente del BBVA, Carlos Torres, saluda al consejero delegado de la entidad bancaria, el turco Onur Genç. EFE

BBVA centra su defensa por Cenyt en su colaboración con la Justicia

stop

El representante legal del banco, Adolfo Fraguas, habría respondido a todas las preguntas del juez y los fiscales

Madrid, 20 de noviembre de 2019 (19:31 CET)

El BBVA mantiene el mutismo al respecto del Caso Cenyt. En un escueto comunicado, después de que el banco declarara hoy como imputado en la Audiencia Nacional, la entidad solo insistía en el mantra que la acompaña desde que comenzara el caso: su colaboración con la Justicia. 

"El representante legal de la entidad en el proceso, Adolfo Fraguas, responsable de los Servicios Jurídicos de BBVA España, ha respondido a todas las preguntas planteadas por el juez y los fiscales, y ha defendido que de los hechos investigados no se deriva responsabilidad para la entidad", señala la entidad presidida por Carlos Torres.

"El proceso judicial sigue sujeto a secreto de sumario, lo que limita la información que la entidad puede difundir públicamente sobre este caso, dada la exigencia de no interferir en la investigación judicial", añadía y recordaba las palabras de Torres con las que recordaba que “nuestra prioridad es el esclarecimiento de los hechos colaborando con la Justicia, como hemos hecho hasta ahora. Somos un banco con fuertes valores y principios que guían nuestro comportamiento cada día”.

BBVA, sus ejecutivos, en silencio

Al contrario del banco, que probablemente solo se enfrentará a penas de multas si fuera procesado y declarado culpable por los delitos por los que está imputado, la mayor parte de los ejecutivos y ex ejecutivos del banco imputados en la causa se habrían acogido a su derecho a no declarar escudándose en el secreto de sumario.

Las dos únicas excepciones habrían sido Francisco González, histórico ex presidente del banco, y Antonio Béjar, ex presidente de Castellana Norte. El primero habría declarado este lunes y de su intervención ante el juez no habría progresado ninguna medida cautelar. En cuenta a Béjar, se le considera una pieza clave en las imputaciones que se solicitaron la semana pasada y que han afectado a dos personas cercanas a Torres.

Así, la semana pasada, Anticorrupción solicitó la imputación de Juan Asúa, asesor del presidente y uno de los encargados de supervisar el informe 'forensic' con el que el banco ha revisado la relación laboral entre la empresa del Comisario Villarejo, Cenyt, y el banco durante muchos años. También mantuvo el silencio ante el juez Eduardo Arbizu, que fue relevado de su cargo en julio, un día antes de la imputación del banco.

El que fuera consejero delegado de BBVA antes que Carlos Torres, Ángel Cano, y Julio Corrochano, jefe de seguridad, tampoco han colaborado con el juez y han mantenido el silencio en sus respectivas declaraciones.

Por el momento, contra el único que se han adoptado medidas cautelares ha sido con el segundo, al que el juez le ha impuesto una fianza de 300.000 euros. La Fiscalía retiró una petición similar sobre Béjar, después de que optara por colaborar.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad