Jordi Gual, presidente de Caixabank, en la presentación de los resultados de 2018 del banco. EFE

Caixabank reta al BdE: redobla su apuesta por el crédito al consumo

stop

Caixabank Payments & Consumer es la nueva filial de la entidad dedicada al crédito al consumo, pese a la presión del Banco de España por la morosidad

Barcelona, 12 de septiembre de 2019 (15:34 CET)

Caixabank mantiene su apuesta por el negocio de consumo, a pesar de las múltiples advertencias realizadas por el Banco de España sobre el boom de los créditos ligados a la compra de productos. La entidad incluso dio el salto en 2019 para vender productos de consumo financiados. Y ahora ya ha puesto en marcha Caixabank Payments & Consumer, su nueva gran filial de financiación al consumo con la que se da a la tarea de ser "más eficiente y eficaz" en este segmento de negocio.

Desde hace meses, el Banco de España (BdE) ha expresado su preocupación por el aumento de este tipo de créditos, con una morosidad tradicionalmente más alta, pero que permite a las entidades financiera cobrar intereses más elevados. La Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) también han adverdido que los créditos al consumo en España ya estaban rozando los niveles de 2008.

En mayo llegó otro aviso: el BdE tiró de las orejas a los préstamos "sin intereses". La institución envió 160 requerimientos a las entidades financieras para que modificaran su publicidad de productos bancarios, porque muchas veces esconden información que induce a engaño a los consumidores.

La banca ha ido reduciendo, no obstante, el ritmo de aumento de estos créditos. En abril, la banca frenó los créditos al consumo por primera vez en muchos años. Era una rebaja menor con respecto al mismo mes de 2018, del 0,9%, frente un aumento interanual entre abril de 2017 y el año siguiente del 35,57% que le consagró como el segmento de mayor expansión en el sector.

No obstante, los bancos están buscando nuevas vías para continuar creciendo en este negocio. Se vio a finales de agosto, cuando Bankia anunció que –al igual que Caixabank, Banco Santander y BBVA– creó una nueva empresa para adentrarse en el negocio de la venta de productos de consumo para ofrecer financiación frente a la crisis de rentabilidad del sector, que lucha para hacer frente a los bajos tipos de interés.

Caixabank crea una filial de créditos al consumo

Caixabank Payments & Consumer, la nueva filial de financiación al consumo de la entidad catalana, es el resultado de la fusión por absorción de Caixabank Payments por parte de Caixabank Consumer Finance. La sociedad absorbida ya ha concretado su baja en el registro de entidades del BdE, por lo que la filial oficialmente ha visto la luz esta semana.

Esta nueva empresa es uno de los proyectos derivados del plan estratégico de Caixabank para el trienio comprendido entre 2019 y 2021, con el que busca dar un impulso a la financiación al consumo, informó Europa Press. La nueva entidad aglutina las actividades relacionadas con la financiación al consumo, los medios de pago y los acuerdos con grandes distribuidores. Un reto al BdE a todas luces.

Caixabank busca tener una mayor "agilidad" para prosperar en un mercado "tan competitivo", según un comunicado enviado este jueves. La filial de consumo suma más de 16 millones de clientes, con 18 millones de tarjetas de crédito, un crédito vivo superior a los 5.000 millones de euros y una plantilla de 650 empleados. El banco sitúa la empresa como una línea de crecimiento rentable con gestión responsable y comprometida con la sociedad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad