El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar. Foto: EFE/Alejandro García

Los planes de pensiones se vuelven más atrevidos

stop

En los diez primeros meses del año, el crecimiento de las aportaciones a los planes de renta variable ha triplicado a los de renta fija

Barcelona, 08 de diciembre de 2019 (04:55 CET)

Los planes de pensiones son un producto de inversión/ahorro que por su propia naturaleza es conservador. Como los define la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco), “son productos de ahorro a largo plazo que tienen un carácter finalista: están diseñados para cubrir determinadas contingencias, principalmente la jubilación”.

Eso les imprime un carácter muy prudente a la hora de elegir la composición de las inversiones a las que destinar el ahorro, toda vez que no será utilizado (salvo excepciones no deseadas) hasta alcanzar la edad de jubilación. Pues bien, eso está empezando a cambiar. A 30 de octubre, hay menos fondos de renta fija y garantizados que a finales de 2018 y más de renta variable, según los últimos datos de Inverco.

Con las estadísticas de los diez primeros meses del presente ejercicio, el patrimonio de los fondos de pensiones de renta variable ascendía a 28.492 millones de euros, cifra que supone un aumento de 4.210 millones en relación con la cifra de finales de 2018 (24.282 millones) y un incremento porcentual del 17,34%.

Cifras muy por encima del experimentado por los planes de pensiones basados en la renta fija o garantizados, que se ha quedado en el 5,2%. Este cambio de tendencia está vinculado con la caída de los tipos de interés en los últimos años y la escasa rentabilidad que ofrecen los bonos de las economías más desarrolladas.

Esto no quiere decir, sin embargo, que el grueso del patrimonio total de los planes de pensiones del sistema individual se siga concentrando en los planes de renta fija mixta, aquellos que invierten por debajo del 30% de la cartera en renta variable. A cierre de octubre, el patrimonio de este tipo de planes era de 28.212 millones de euros, un 6% superior al de diciembre de 2018.

Renta variable mixta

La siguiente categoría por el montante de las aportaciones acumuladas es la de planes de renta variable mixta, aquellos en los que la inversión se concentra entre un 30 y un 75% en activos de renta variable. En octubre totalizaban 18.357 millones de euros, un 18,45% más que a comienzos de año. En el mercado se puede elegir entre 203 planes diferentes

El segundo mayor crecimiento se ha dado en los planes de renta variable, unos productos que se concentran en más de un 75% en la tenencia de activos de cotizados en el mercado. En los diez primeros meses del año, el patrimonio de este tipo de planes ha aumentado en 1.350 millones, pasando de 8.785 millones a 10.135 millones, un 15,35% más.

A 31 de octubre, se comercializaban en España un total de 1.027 planes de pensiones del sistema individual, que totalizaban un patrimonio de 77.411 millones de euros, perteneciente a 7,45 millones de partícipes. Caixabank es el líder indiscutible del sector, con 27.834 millones de euros a cierre de junio pasado, últimos datos publicados por Inverco.

La entidad que preside Jordi Gual tenía a cierre del tercer trimestre de este año una cuota de mercado en el sector del 25,1%, lo que supone que uno de cada cuatro planes que hay en España está suscrito con esta entidad. Le sigue a cierta distancia BBVA, con 22.238 millones. Algo más retrasados están el Santander (9.558 millones), Bankia (8.013 millones), Ibercaja (6.499 millones) y Banc Sabadell (3.295 millones).

Fondos garantizados y planes de renta fija mixta

Una de los datos más elocuentes de lo que está sucediendo en el sector es la caída del patrimonio de los llamados fondos garantizados. Son aquellos para los que existe garantía externa de un determinado rendimiento otorgada por un tercero.

Su patrimonio es el único que se ha reducido en las seis modalidades en las que Inverco divide los planes de pensiones. A cierre de 2018 manejaban un patrimonio de 8.887 millones de euros, que ha disminuido en octubre a 7.827 millones, un 11,93% menos

En la categoría de de planes de renta fija mixta, el líder en patrimonio es “Pensions Caixa R.F. Mx”, de Caixabank, con 4.837 millones de euros. La entidad comercializa seis planes, lejos de los 15 del Santander o los 11 de BBVA.

El banco que preside Ana Botín tiene en “Santander Perfil Moderado” su “buque insignia”, con un patrimonio de 1.810 millones. BBVA compite con “Multiactivo Conservador”, con 2.531 millones. Bankia ofrece “Pensiones 1” y “Pensiones XXVI”, con 1.534 y 1.952 millones de euros, respectivamente.

Las “estrellas” de los planes de pensiones de renta variable mixta se concentran en Caixabank (Pensions Caixa 124,  Pensions Caixa 24 y Pensions Caixa 29) que acumulan 7.305 millones de euros. El Santander ofrece “Perfil Decidido”, que ha atraído más de 581 millones de euros, y BBVA, “Multiactivo Moderado”, con un patrimonio de 1.752 millones.

La rentabilidad media de los planes de pensiones se ha situado en el 4,6% en los últimos doce meses, recuperando el ajuste sufrido en la última parte de 2018. Los planes de renta variable son los líderes destacados en el capítulo de rendimientos. Según Inverco, han obtenido una rentabilidad en el último año del 9,5%, más de tres veces por encima de la alcanzada por los planes de renta fija mixta.

Hemeroteca

La Banca Pensiones
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad