Un grupo de afectados protesta por la cláusula suelo de Caja España.

Caja España redacta a mano las ofertas para apaciguar las cláusulas suelo

stop

España Duero (antigua Caja España) redacta a mano ofertas económicas para evitar llegar a juicio por las cláusulas suelo

Madrid, 23 de junio de 2017 (06:55 CET)

Bolígrafo, papel, calculadora y unas cuentas sin demasiadas explicaciones ni detalles. Los trabajadores de Caja España ofrecen a los afectados por las cláusulas suelo unas propuestas económicas a mano para que no acudan a los tribunales a reclamar las cantidades cobradas de más por la entidad en las hipotecas.

Un afectado por una cláusula suelo acudió a una oficina de Caja España para reclamar las cantidades cobradas de más el 23 de febrero pasado. Ese día, el cliente recibió una oferta para obtener una hipoteca más barata que le supone un ahorro mensual de 120 euros.  

La oferta, firmada en una hoja con membrete de la entidad, explica claramente que, con la aceptación de la nueva hipoteca, el afectado renuncia a reclamar lo cobrado de más. La oferta, que se adjunta a este artículo, es sólo un ejemplo de las estrategias que utiliza la banca para evitar una ola de reclamaciones en los juzgados, con las que podrían salir perdiendo.

Carta de Caja España a afectado por cláusula suelo.

España Duero ha reconocido a Economía Digital que abre procesos de negociación individual para evitar que los casos lleguen a un “revisor interno”, es decir, a los tribunales. Por eso, los empleados tienen margen para ofrecer productos ventajosos y descuentos en hipotecas. El banco no ha querido ahondar en la práctica de las ofertas manuscritas pero asegura que el cálculo de los intereses se realiza mediante un programa informático.

Hasta ofertas verbales

Las asociaciones que agrupan a los afectados de cláusulas suelo aseguran que la entidad incluso ha formulado ofertas verbales a los afectados para intentar una negociación rápida. Las asociaciones de usuarios que han llegado a los tribunales advierten de que la aceptación de unas nuevas condiciones hipotecarias ofrecidas por las entidades podría terminar en acuerdos desventajosos.

La asociación de usuarios financieros, Adicae, ha explicado que la banca ha optado por diferentes tácticas para evitar llegar a juicio con las cláusulas suelos. El Popular ha comunicado a sus clientes que la decisión del Tribunal Europeo, que falla contra los bancos por las cláusulas suelo, no es de aplicación inmediata en España y obliga a los afectados a ir de nuevo a los tribunales.

Liberbank, por su parte, ha decidido hacer ofertas por cantidades muy inferiores a lo que les correspondería en las reclamaciones judiciales, mientras que BBVA ha rechazado devolver las cantidades reclamadas a la mayoría de sus clientes e intenta dilatar los procesos para que culminen en los tribunales. Sólo Bankia, rescatada y nacionalizada, ha aceptado devolver todas las cantidades reclamadas a sus clientes. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad