Cómo ahorrar dinero con la compra de un smartphone a plazos

stop

Los móviles inteligentes se han convertido en los nuevos objetos de deseo, y su coste en la gama alta va desde los 500 a los 700 euros. Cómo evitar que las tasas de interés de las tarjetas lastren las compras

Cuando se compre un móvil en cuotas, hay que tener en claro los intereses a pagar. / EFE

Barcelona, 14 de mayo de 2016 (11:15 CET)

Los smartphones se han convertido en una herramienta indispensable durante la última década. Compañías como Apple o Samsung se han encargado de ello, con el lanzamiento periódico de nuevas joyas que han acabado convirtiéndose en verdaderos objetos de deseo para los más tecnófilos.

Su precio parece acorde con su popularidad. Los modelos más nuevos pueden superar los 500 euros, una cifra que no todo el mundo puede permitirse. Lo que sí es cierto es que el gasto en tecnología ha aumentado con los años, y ahora ya no resulta extraño gastarse varios centenares de euros en un móvil.

Durante 2015, los españoles dedicaron de media 213 euros en la compra de smartphones, tabletas y otros productos del sector de las telecomunicaciones, según un estudio sobre comercio electrónico publicado por el Observatorio Cetelem. La cifra se refiere al importe medio de las compras efectuadas a través de Internet, y supone un incremento del 16,4 % con respecto al año anterior. Los consumidores de 25 a 34 años fueron los que más gastaron, según se desprende del estudio.

Cuánto cuesta pagar un móvil a plazos

Según el Observatorio de Cetelem, cuatro de cada cien encuestados decidieron pagar su teléfono con tarjeta de crédito revolving. O sea, pagar en plazo con un coste extra por los intereses. Un usuario que durante el pasado año adquiriese un iPhone 6S libre en Apple Store tuvo que desembolsar 749 euros. Por el contrario, un cliente que decidiese abonar su compra con una tarjeta de crédito acabó pagando 780,42 euros si lo hizo en tres cuotas, 804,56 si lo pagó en seis, y 854,26 euros si decidió dilatar la deuda un año (tomando como referencia una tarjeta con un tipo de interés del 25 %), según cálculos del comparador de tarjetas HelpMyCash.com.

Es un extra de varias decenas de euros por adquirir una de las últimas joyas del mercado. Valorar si valió la pena o no dependerá de cada usuario. No obstante, si se va a pagar un smartphone con tarjeta de crédito, existen algunos trucos que se pueden poner en práctica para reducir el coste lo máximo posible.

Primero, liquidar la deuda en el menor tiempo posible. Las cuotas mensuales serán más altas, pero los intereses finales se reducirán considerablemente. La diferencia entre pagar un iPhone 6S en tres cuotas o en doce, con una tarjeta con un TIN del 25 % es de unos 73 euros. Un ahorro considerable.

Segundo, pagar con una tarjeta que bonifique una parte del importe de las compras. Algunos plásticos devuelven hasta un 5 %, lo que supone un descuento atractivo sobre el coste de la financiación. Por ejemplo, si se paga con la Tarjeta Oro Bankintercard, que bonifica el 5 % del importe de las compras aplazadas, devolverán 37,45 euros del coste del iPhone 6S. Una cifra que si se resta del coste total de la financiación lo reducirá considerablemente, equivalente a pagar la compra con una tarjeta con un tipo de interés menor.

Y tercero utilizar una tarjeta con un tipo de interés lo más bajo posible. Como es lógico, cuanto menor sea el TIN de la tarjeta, menores serán los intereses adeudados en cada cuota. Actualmente, las mejores tarjetas de crédito del mercado tienen intereses a partir del 12 %.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad