Cuidado con las trampas de las compañías de internet

stop

Con tal de tener clientes, las telecos ofrecen paquetes con móviles de última generación, servicio de televisión de pago o descuentos que obligan a tener una permanencia demasiado prolongada.

Una persona navegando por Internet.

Barcelona, 05 de marzo de 2016 (13:05 CET)

Si algo se puede aprender de las compañías de internet es que asumir un compromiso de permanencia puede salir realmente caro. Sin embargo, aún existe un gran número de clientes que olvidan este punto a la hora de contratar sus servicios: bien porque no leen el contrato o porque acaban sumando otros productos que les acaban ligando obligatoriamente durante meses a su compañía.

¿Hay alguna forma de esquivar estas trampas? ¿Con qué trucos las telecos acaban atando a los usuarios? Los expertos del comparador de ADSL de HelpMyCash nos dan la clave.

Sumar un gadget, ¿sale a cuenta?

La forma más habitual de quedar atado con la compañía de internet y móvil es sumar un smartphone al combinado. En este punto no hay muchas salidas para evitar el compromiso de permanencia, ya que va ligada al pago a plazos del terminal. ¿Pero compensa adjuntar el terminal al pack de internet? Antes hay que tener en cuenta dos factores: el precio del smartphone libre y el coste total con la compañía, en el que habrá que sumar tanto el coste del móvil como el del paquete de internet durante los 24 o 30 meses de permanencia obligatoria.

En general, el descuento que aplican las telecos a los terminales no compensa el sobrecoste que supone no poder cambiar a un paquete más económico en, al menos, 24 meses. Esta misma regla se puede aplicar a otros productos que también se ofrecen, tales como Smart TV o relojes inteligentes. Y es que, pese a la comodidad de tramitarlo todo con la compañía, no hay que olvidar el precio final de todos los servicios. En la guía "¿Cómo elegir tu próximo móvil y tarifa?"se precisa cómo calcular el precio real de un móvil con y sin tarifa.

Contratar la televisión, ¿añade permanencia?

La moda de la televisión de pago no ha pasado desapercibida, pero hay que ir con mucho cuidado antes de contratarla.

En la mayoría de los casos se pueden conseguir canales temáticos sin permanencia, o que al menos no sea de larga duración. Por ejemplo, Movistar añade tres meses de permanencia si se contrata la televisión junto a la fibra óptica y se debe realizar la instalación de la red de alta velocidad por primera vez. También Vodafone obliga a estar al menos un mes en el paquete de fútbol, independientemente del pack de fibra que se tenga.

En caso de incumplir estas condiciones, Movistar cobra una cantidad proporcional al tiempo que no se ha cumplido, mientras que Vodafone tiene un coste de 25 euros. Eso sí, aquí la multa suele llegar por no devolver el equipo y puede ser de hasta 150 euros.

Precios promocionales

Pocas veces los usuarios se detienen a pensar en las condiciones que tiene contratar un pack con un precio promocional, sobre todo si ya se comercializa "sin compromiso de permanencia". Ahora bien, si pasados los días no funciona tal y como se esperaba ¿habrá problema para cambiar de compañía? En principio, al tratarse de un pack sin permanencia no debería, pero siempre hay que leer la letra pequeña.

Pese a que los comerciales no lo mencionan, conseguir un coste más bajo durante unos meses o que ofrezcan el alta y la instalación gratis tiene su coste. ¿Cuál? Una permanencia de unos tres meses. Aunque no es mucho, que no lo expliquen en el momento de contratar el paquete no es buena señal. Y es que saltarse este período puede llevar a penalizaciones de más de 100 euros.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad