Mario Draghi, presidente del BCE

Draghi deja a Madrid como único prestamista de Cataluña

stop

El Banco Central Europeo excluye al bono catalán de su plan para comprar deuda. El único sustento viable que queda a la Generalitat depende del gobierno central

Barcelona, 06 de abril de 2016 (09:25 CET)

La situación económica que atraviesa Cataluña, que depende del fondo de liquidez autonómico (FLA) para financiarse y pagar las facturas, tiene consecuencias a nivel europeo. El Banco Central Europeo (BCE) ha excluido por insolvente a la comunidad autonóma de su plan de compra de deuda.  

Los bonos de la Generalitat, que preside Carles Puigdemont, no figuran en la lista de activos financieros que el organismo europeo puede adquirir en su programa de compra orientados a administraciones regionales y empresas, con el objetivo de impulsar el crecimiento de la economía del euro, informa El Mundo.

Mientras, el banco central que preside Mario Draghi sí podrá comprar deuda de comunidades autónomas como Andalucía o la Comunidad Valenciana, ha excluido a la catalana porque no cumple los requisitos mínimos de solvencia marcados por el propio BCE.

Suspenso total

Por su propia normativa, el regulador no puede comprar deuda que haya sido calificada como basura por las tres grandes agencias de rating: Moody's, S&P y Fitch. Mientras los bonos valencianos o los andaluces se salvan por alguna de estas agencias, con Cataluña la calificación es unánime.

La deuda catalana perdió la posibilidad de ser comprable por el BCE hace cinco meses. Fitch la mantenía hasta entonces a un nivel por encima del bono basura, pero el 11 de noviembre del año pasado la bajó a BB.

Fue dos días después de la declaración de ruptura con España del Parlament, lo que fue definitivo para la rebaja, ya que al entender de Fitch, le podía hacer perder el apoyo financiero del gobierno español.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad