La banca negocia con el BCE la inyección de 250.000 millones. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. EFE/Julien Warnand

Draghi da carpetazo a la compra de deuda gracias al crecimiento de Europa

stop

Draghi elimina de su discurso la posibilidad de extender su programa de compra de deuda durante los próximos años

Economía Digital

La banca negocia con el BCE la inyección de 250.000 millones. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. EFE/Julien Warnand

Barcelona, 08 de marzo de 2018 (17:56 CET)

Las nuevas previsiones de crecimiento del Banco Central Europeo (BCE) entierran la posibilidad de extender su programa de compra de deuda. Así, lo ha deslizado Mario Draghi este jueves tras presentar las nuevas perspectivas económicas de la eurozona.

En concreto, el BCE ha revisado el crecimiento para 2018 en una décima, hasta el 2,4%. Para los dos próximos años, en cambio, las proyecciones permanecen inalteradas: 1,9% para 2019 y del 1,7% para 2020. La inflación, por su parte, se rebajó un punto para 2019, situándola en el 1,4%, mientras que para 2020 se fijó en el 1,7%.

Europa se encuentra en un "fuerte y ampliamente momento de crecimiento", según Draghi

Los nuevos datos "confirman la confianza" del BCE en que la inflación convergerá hacia su objetivo –cercano pero ligeramente por debajo del 2%–, por lo que Europa se encuentra en un "fuerte y ampliamente momento de crecimiento".

Por ello, el banquero italiano eliminó de su discurso sobre política monetaria la referencia a que, si la situación económica empeora, "está dispuesto a incrementar el programa de compra de activos en términos de volumen y duración", lo que representa una señal de reducción gradual de los estímulos monetarios.

Todavía hay amenazas

Sin embargo, el BCE indicó que las medidas de la inflación subyacente –la que refleja el índice de precios al consumo (IPC) cuando éste no tiene en cuenta ni los productos energéticos ni los alimenticios sin elaborar– siguen siendo débiles y deben mostrar aún signos convincentes de una sostenida tendencia ascendente.

¿La solución? Mantener la orientación sobre los tipos de interés bajos (cercanos al 0%) o los depósitos en el -0,4%.

Hemeroteca

BCE
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad