El Ayuntamiento de Sitges debe 500.000 euros en sueldos

stop

ENDEUDAMIENTO LOCAL

27 de octubre de 2011 (18:26 CET)

Suma y sigue. La deuda que arrastra la localidad de Sitges salpica no sólo a bancos y proveedores sino que, además, supone un recorte real en los sueldos de los funcionarios. Los empleados públicos de este municipio de la costa catalana llevan varios meses sin cobrar suplementos de antigüedad, como trienios, horas extras de trabajo y beneficios sociales. La cantidad que debe el Gobierno asciende a medio millón de euros.

Uno de los grandes grupos de empleados públicos que más poder adquisitivo ha perdido por el endeudamiento de Sitges es la policía local, cuya nómina se limita al cobro del salario base. Aún les deben las horas extra de los últimos carnavales.

Sin embargo, el actual gobierno regentado por CiU, desde los comicios de mayo, ha confirmado a Economía Digital que conoce los retrasos en las retribuciones extra de los trabajadores pero que “forma parte de la deuda de la anterior alcaldía” a manos del PSC.

El concejal de Hacienda, Jordi Mas, ha insistido en que el ayuntamiento está realizando acciones para liquidar parte de la deuda a finales de este año y el resto durante el próximo ejercicio hasta cubrir los pagos acumulados. “Somos conscientes del peso de los retrasos y estamos en ello”, en palabras del edil.

Cargas del pasado

Los afectados por los números rojos de las cuentas de Sitges aumentan desde que se hicieron públicas en julio de este verano. La localidad situada en la comarca del Garraf ha elevado en los últimos años su ratio de deuda por encima del 100%.

Una de las consecuencias de la gestión del gobierno socialista es un déficit que supera los 20 millones. Gran parte de los proveedores continúan esperando el cobro de los servicios que tiempo atrás ofrecieron al ayuntamiento. Acciones que repercuten negativamente en los trabajadores y en los ciudadanos sitgetanos que tendrán que asumir parte del débito público.

Cifras que según manifestó el anterior alcalde, Jordi Biaguet, a la redacción de este diario, no corresponden a la valoración final de la Administración socialista.”Nosotros antes de abandonar el gobierno habíamos valorado la deuda en 40 millones”, insistió Biaguet. Una cifra que dista de los 64 millones que presentó el CiU en el primer pleno de su mandato.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad