El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.  EFE/Kiko Huesca

El Banco de España avisa: subir el SMI frenará la creación de empleo

stop

El gobernador del banco explica que la economía crecerá en 2019 pero que las medidas del Gobierno de Pedro Sánchez tendrán un impacto negativo

Barcelona, 28 de enero de 2019 (18:18 CET)

España seguirá creciendo en 2019, pero a menor velocidad. Impactada por la ralentización mundial, la economía del país rebajará revoluciones este año. No ayudarán algunas de las medidas impulsadas por el Gobierno de Pedro Sánchez como la de elevar el salario mínimo a 900 euros, que golpeará negativamente la creación de empleo, según el Banco de España.

El gobernador de la entidad, Pablo Hernández de Cos, advirtió en la Comisión de Presupuestos del Congreso que la generación de puestos de trabajo se frenará “como consecuencia del aumento de más del 22% del salario mínimo” y la ralentización de la actividad.

No obstante, el Banco de España también ofrece datos positivos: el número de ocupados crecerá al ritmo del 1,6% anual en 2019, lo que reducirá la tasa de paro hasta el 14% a finales de año.

El freno del empleo también llega preparado por la ralentización del aumento del PIB. El país crecerá el 2,2% frente al 2,5% previsto para 2018 debido al “débil crecimiento” de la economía mundial.

Dudas sobre los presupuestos

Hernández de Cos también evaluó los presupuestos del Ejecutivo socialista. Aseguró que la previsión de ingresos tiene “riesgos a la baja significativos” porque los cambios en el sistema de liquidación del IVA no afectarán al cálculo del déficit público.

El gobernador hizo énfasis en la modificación del impuesto, que corrige un cambio anterior de 2017 y que según Sánchez permitirá tener una recaudación por este impuesto equivalente a trece meses en lugar de doce. El Gobierno asegura que permitirá recaudar 5.000 millones adicionales, que se repartirán a partes iguales entre la administración central y las comunidades autónomas.

Los 2.500 millones que percibiría el Estado servirán para compensar el ajuste del déficit público mayor del previsto. Sin embargo, Hernández de Cos dijo que "la mayor recaudación del nuevo SII del IVA no se traslada a las magnitudes de contabilidad nacional", que se calculan por el principio de devengo. Es decir, que aunque se ingrese más, no puede contabilizarse a efectos de déficit, porque para ellos se tiene en cuenta cuándo se produce el hecho que da lugar al pago y no a cuando este se efectúa. Por ello, igual que el cambio de 2017 no afectó al cálculo del déficit, tampoco lo hará en 2019.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad