Revolut es un banco digital que permite a sus clientes el intercambio en criptomonedas. Foto: Revolut

El banco digital Revolut, casa de las criptomonedas

stop

La app bancaria Revolut permite intercambiar dinero hasta en 26 divisas, entre las cuales incluye criptomonedas como el bitcoin

Barcelona, 09 de diciembre de 2017 (19:26 CET)

Revolut es una app que funciona como un banco. Sus clientes —más de un millón en todo el mundo— ingresan dinero en cualquier divisa desde una cuenta bancaria y luego lo utilizan en cualquier parte del mundo por medio de una tarjeta de débito virtual o de plástico, bajo la premisa de un tipo de cambio justo y con comisiones nulas o bajas.

La nueva apuesta de Revolut es para la tendencia de las criptomonedas o monedas digitales, como bitcoin, ethereum y litecoin. Sus clientes ahora pueden ingresar un monto en la moneda de su preferencia y cambiarlo instantáneamente por bitcoins, por ejemplo, que esta semana se cotizaron por encima de los 11.000 euros.

De esta novedad podrán beneficiarse los 30.000 usuarios de Revolut en España, país en el que la empresa aspira alcanzar los 200.000 clientes en algún momento de 2018. El banco digital se creó en 2014 en una incubadora inglesa de startups.

Pablo Viguera, el director general del banco en España, comentó a Efe que el propósito de aceptar y apostar por las monedas digitales es “facilitar las transacciones entre particulares y llevar la economía colaborativa a la enésima potencia”.

Según Revolut, 4.000 personas se dan de alta en su banco diariamente

La empresa parte de que el dinero “no tiene fronteras” y que las criptomonedas “no están vinculadas a ningún país o actor independiente que pueda afectar su valor”, y pasa por alto el factor volatilidad característico de este tipo de divisas.

La volatilidad de las monedas digitales tiene como posible causa la falta de regulación formal que sí existe en las monedas tradicionales, pero Viguera manifiesta que Revolut confía "en el enorme potencial de las criptomonedas como alternativas interesantes y elementos complementarios para operar en la economía digital”.

El banco prevé superar los cuatro millones de clientes a finales de 2018, tomando en cuenta que cada día 4.000 personas nuevas se dan de alta en sus servicios. Su plan de expansión para el próximo año tiene la mira puesta en Estados Unidos, Emiratos Árabes, Australia, Canadá, Singapur, Hong Kong y Nueva Zelanda.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad