El Gobierno constituye el ‘banco malo’ a la espera de socios

stop

SAREB

Luis de Guindos

30 de noviembre de 2012 (19:35 CET)

El Gobierno ha constituido la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), también conocida como banco malo. De esta manera, el Gobierno cumple con el requisito que la Unión Europea impuso en el Memorandum de Entendimiento de que tenía que estar activa la compañía antes del 1 de diciembre.

El Ministerio de Economía ha decidido constituir el banco malo con un capital social de solo 60.000 euros que ha puesto el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) como principal accionista de la sociedad. De esta manera, no se ha dado entrada aún a socios privados, tanto entidades financieras españolas como fondos de inversión extranjeros.

Todo a diciembre

Diciembre será el mes clave de la Sareb. La entrada en el capital del sector privado se producirá a lo largo de ese mes, al igual que la transferencia de los activos inmobiliarios de los bancos nacionalizados (Bankia, CatalunyaCaixa, Banco de Valencia y Novagalicia).

El capital del Sareb será de 5.000 millones de euros. Una quinta parte será equity. De estos 1.000 millones el Frob pondrá casi 500 millones de euros, mientras que la banca nacional sana, es decir, las entidades del grupo cero (Santander, BBVA, Caixabank, Kutxa, Sabadell, Unicaja y Bankinter), a las que se puede sumar Banco Popular, pondrán el resto, algo más de 500 millones.

Los 4.000 millones restantes serán a través de deuda subordinada. Más de la mitad lo tiene que aportar el sector privado. Para ello, el Gobierno está negociando con entidades tanto nacionales como extranjeras para que adquieran bonos y participen en el accionariado de la sociedad de gestión de activos.

Acción comercial

El Gobierno asegura que durante estas semanas se está realizando una amplia actividad de presentación del proyecto y del plan de negocio de la Sareb. La reacción de inversores privados del sector bancario y de otros ámbitos, tanto nacionales como extranjeros, es positiva, según Economía.

También se está trabajando en la operativa para la trasferencia de los activos, en especial, su identificación y los sistemas informáticos. Además, aún se está configurando el equipo gestor que estará comandado por Belén Romana y Walter de Luna.

Las cajas serán fundaciones

Asimismo, Economía ha comunicado que ha enviado a Bruselas la propuesta sobre qué hacer con las cajas de ahorro en su calidad de accionistas de las entidades de crédito, con vistas a una eventual reducción de su participación a niveles no mayoritarios.

El Gobierno opta por la transformación de las cajas de ejercicio indirecto (aquellas que han traspasado su actividad financiera a un banco) en fundaciones bancarias en el caso de que mantengan participaciones significativas en una entidad de crédito o en fundaciones ordinarias, en caso contrario. De esta manera, se consigue mantener la figura de la caja de ahorros de ejercicio directo (las que captan depósitos), aunque en un ámbito geográfico y de actividad reducido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad