Josep Oliu, presidente del Sabadell. EFE

El Sabadell rompe definitivamente la alianza con Gilinski

stop

Banc Sabadell vende el 4,99% de GNB Sudameris, el banco controlado por la familia Gilinski, por 53,3 millones de euros

Barcelona, 13 de marzo de 2019 (19:44 CET)

El millonario colombiano Jaime Gilinski era uno de los accionistas de referencia de Banc Sabadell en 2013 y llegó a tener más del 7% del banco catalán. Tres años más tarde, empezó a vender acciones hasta desaparecer del accionariado de la entidad. La ruptura de la alianza entre ambas partes que se escenificó en esos momentos ha culminado ahora con la salida del Sabadell del banco de los Gilinski.

La entidad que preside Josep Oliu ha anunciado este miércoles la venta de su participación del 4,99% de GNB Sudameris por 60,3 millones de dólares (aproximadamente 53,3 millones de euros). La operación, cerrada con Glenoaks Investments, supone la salida del banco colombiano en una venta sin prácticamente plusvalías.

El Sabadell era un socio financiero dentro de GNB, entidad controlada por la familia Gilinski. No se trataba de una participación estratégica ni aportaba negocio al banco español. Entró cuando Gilinski se convirtió en su primer accionista para devolverle el apoyo que el millonario colombiano dio al Sabadell.

Con la salida de Gilinski del banco catalán, la participación en GNB Sudameris ya no tenía sentido para el Sabadell, por lo que decidió ejercer una opción de compra que firmó en 2015 con Starmites Corporation, compañía que a su vez la cedió a Glenoaks Investments.

Gilinski y el Sabadell, una historia corta

Jaime Gilinski fue comprando acciones del Sabadell hasta convertirse, en 2013, en su principal accionista. En una época en el que Oliu había perdido a su núcleo duro, formado por familias catalanas como los Lara e Isak Andic, por la dilución de la acción tras varias ampliaciones de capital, la aparición del colombiano y del mexicano David Martínez en el capital fue un gran apoyo para el presidente del Sabadell.

Pero Gilinski decidió salir en 2016 y fue vendiendo paquetes de acciones hasta que su participación quedó en nada. En ese momento, Martínez pasó a ser el primer accionista de la entidad, pero también ha rebajado su participación y actualmente es el segundo accionista, por detrás del fondo Blackrock, con el 3,5% del banco catalán.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad