Sucursal bancaria del BBVA, uno de los bancos miembros de AEB y CECA que van a cobrar solo hipotecas e imponer moratorias en los principales / EFE

La banca solo cobrará intereses a los hipotecados que sufran un ERTE

stop

Las entidades tratan de acallar las críticas y se autoimponen medidas más restrictivas que las que les pide el propio gobierno por decreto

Sergi Ill

Sucursal bancaria del BBVA, uno de los bancos miembros de AEB y CECA que van a cobrar solo hipotecas e imponer moratorias en los principales / EFE

Barcelona, 06 de abril de 2020 (19:25 CET)

La banca ha decidido poner en marcha "de manera voluntaria" una nueva medida para ayudar a los clientes afectados por la crisis del coronavirus. Las entidadesde que están integradas en AEB y CECA --como Caixabank, Bankia, Sabadell, Santander o BBVA-- permitirán un aplazamiento de hasta doce meses en la amortización del capital sobre la primera vivienda en personas económicamente afectadas por la crisis del coronavirus

En un comunicado conjunto, las asociaciones explican que clientes solo pagarán los intereses correspondientes a dichos préstamos, "lo que reducirá sensiblemente la cantidad que venían pagando hasta ahora". La banca explica que esta medida es adicional a las imposiciones del Gobierno, y "pone de manifiesto el firme compromiso de los bancos para apoyar y contribuir a que las familias que se han visto afectadas por la crisis superen esta situación". 

Los clientes que lo soliciten solo pagarían los intereses del préstamos, y dejarían para más adelante la amortización del principal. La banca considera que esta medida les permitirá que sus clientes  "afrontar la situación con más holgura de liquidez". Será cada entidad la que decida la forma en la que aplazará los pagos del principal hipotecario y se hará en función de los casos y el criterio del banco con un préstamo personal, una modificación del préstamo hipotecario u otra fórmula financieramente equivalente.

Los bancos sacan pecho a pesar de las críticas recibidas por seguir cobrando las hipotecas a pesar de la grave afectación del coronavirus a los bolsillos de los españoles, y la falta de contundencia del gobierno español a la hora de obligar a las entidades financieras a aplazar los pagos de las hipotecas. Las entidades se defienden y explican que "la medida anunciada hoy es voluntariamente asumida por cada entidad, sin perjuicio de otras medidas de apoyo para el mismo fin que cada una puede ofrecer a sus clientes". 

Moratoria del gobierno

El gobierno también había impuesto moratorias obligatorias para las personas que habían visto reducirse su capacidad económica, aunque la medida era muy restrictiva y marcaba una serie de condicionantes para poder hacer frente a los pagos. A pesar de eso, la Asociación de Usuarios Financieros (ASUFIN) ha denunciado que solo un 10% de los solicitantes lograba aplazar su pago hasta después del estado de alarma, puesto que la mayoría no cumplían todos los requisitos marcados

El estudio de ASUFIN exponía tras analizar más de 100 expedientes, que casi un 75% de los afectados no tenían la totalidad de las condiciones aunque el 82,65% de los solicitantes sí que cumplía con la principal condición impuesta por el Gobierno: haber perdido el empleo o ver minorados sus ingresos, tanto como personal como empresario. La entidad de usuarios financieros pide que todos aquellos con ingresos reducidos o cuyos gastos básicos representen un 35% de sus ingresos puedan acogerse a la medida. 

 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad