El nuevo euríbor atemoriza a bancos y clientes. En la imagen, una casa de madera y un billete de diez euros.

El Santander, Caixabank y BBVA quieren abandonar el euríbor

stop

Las tres entidades trabajan en un grupo coordinado por el BCE para lanzar un nuevo índice de referencia para los préstamos hipotecarios

Madrid, 02 de marzo de 2020 (09:58 CET)

Banco Santander, BBVA y Caixabank son algunos de los bancos que están trabajando, en un grupo con más entidades financieras europeas y coordinado por el Banco Central Europeo (BCE), en una alternativa al al euríbor, índice de referencia en Europa para los préstamos hipotecarios. 

Según publica este lunes Cinco Días, que ha tenido acceso al documento del grupo de trabajo, planean un nuevo índice para reemplazar a algunos indicadores. El efecto en España, siguiendo la misma información, se traduciría en que unos 655.000 millones de euros, correspondientes al saldo vivo de las hipotecas españolas que se ajutan al euríbor. 

Este índice, el más utilizado para la compra de una vivienda en España, se ha situado en el -0,287% en el mes de febrero, lo que permitirá un ahorro de entre 150 y 300 euros para el próximo año a las personas que deseen actualizar su cuota ahora. El pasado mes fue, además, el 49 en negativo, es decir, más de cuatro años por debajo del cero. 

Es por ello que las entidades buscan un nuevo tipo de referencia. El nuevo, que podría estar listo en un año, estará gestionado por Thomson Reuters, por el Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI, por sus siglas en inglés), y por dos proveedores financieros: el ICE y el británico FTSE Russell, que gestiona por ejemplo la Bolsa de Londres.

La actualización del euríbor 

El pasado enero entró en vigor la remodelación del euríbor, denominado euríbor plus, después de que el EMMI llevara trabajando en la actualización desde 206. El cambio, de hecho, estaba previsto en el reglamento 2016/1011 de la Unión Europea, el mismo que refula los índices de referencia en el espacio comunitario. 

Hasta ahora, el euríbor se calculaba en función de los tipos de interés que los bancos siguen para préstamos en el mercado interbancario. Sin embargo, estos tipos eran una estimación. El nuevo euríbor sí utiliza casi sobre todo datos reales. También han entrado a formar parte de los cálculos otras entidades al margen de los bancos, como aseguradoras, empresas multinacionales, fondos de inversión e incluso instituciones públicas. 

Sin embargo, para los clientes que deseen cambiar actualizar su hipoteca, y el euríbor sube más que con la fórmula anterior, los bancos aplicarán la nueva tasa, con la correspondiente subida del préstamo incluida. La única forma para que los consumidores no se vean afectados por un incremento del precio es hacer el cambio de la hipoteca de tipo variable a tipo fijo. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad