Una sucursal del Banco Santander en Reino Unido. EFE/Andy Rain

El Santander vuelve a chocar con UBS

stop

Los analistas del banco suizo empeoran su recomendación sobre la entidad antes de la presentación de resultados

19 de julio de 2019 (09:44 CET)

Los prolegómenos de la temporada de resultados están siendo todo menos tranquilos para la banca. Tras el shock sufrido en junio por el cambio del escenario de tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE), los analistas están siendo muy duros con la banca española; no solo por los ajustes en resultados de los tipos de interés, sino por la solvencia. Y ese hándicap se lo aplica UBS al Banco Santander, que cree que es una de las inquietudes claves del mercado de cara a la temporada de resultados.

La revista Inversión así lo recoge en su número de esta semana, junto a un análisis pormenorizado de todas las estimaciones para las empresas del IBEX. "El mercado se podría poner nervioso si la cifra de capital se aleja del objetivo medio que tiene el banco en el 11,5% del CET1", apunta.

UBS se despachó a gusto este jueves con los bancos españoles -colaborando a las significativas caídas en bolsa- y redujo hasta neutral su recomendación sobre las acciones del banco presidido por Ana Botín. También empeoró su consejo sobre Caixabank, Bankia y Bankinter.

De acuerdo con Bloomberg, este giro a peor en la recomendación de UBS sobre la entidad presidida por Ana Botín se justifica en que anticipa que los ingresos en Reino Unido serán débiles y en que su nueva división digital provocará pérdidas este año de 150 millones.

El Santander y una nueva organización 

Está previsto que el Santander presente sus resultados del primer semestre del año el 23 de julio; día en el que también celebra junta extraordinaria de accionistas. El banco busca que el capital apruebe la compra del capital que no controla de su entidad en México.

La compañía estrenará, además, modelo de presentación de resultados, que ya será el definitivo para el segundo semestre y que adelantó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) hace pocos días. Los cambios no afectan al resultado en términos consolidados, pero que sí modifica la estructura de las divisiones y altera las cifras. 

Por ejemplo, uno de las geografías más afectadas es España. El Santander ha decidido sacar a Openbank del perímetro e incluir las actividades inmobiliarias. Esos cambios hubieran provocado una pérdida de 184 millones de beneficios en nuestro país el año pasado; y de 47 millones solo en el primer trimestre de este ejercicio.

Openbank pasa a formar parte de la nueva división digital que estrena el banco, Santander Global Platform, y en la que también incluirá otros negocios como Global Payments Services.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad