Trabajadores comiendo a 1,5 metros de distancia en Wuhan. EFE

La reapertura de Wuhan da alas a la bolsa, que sube un 8%

stop

Los dos meses de cierre de la región dan una pauta para saber cómo puede evolucionar el coronavirus en el resto del mundo

Madrid, 24 de marzo de 2020 (19:46 CET)

Las bolsas han tenido este martes el primer motivo para poder recalcular qué impacto puede tener el coronavirus en la economía mundial y el IBEX lo ha celebrado con una subida de casi el 8%. El fin del confinamiento en Wuhan, que se reabrirá más completamente el próximo 8 de abril tras la epidemia de coronavirus, ha dado la primera pista sobre qué se puede esperar de la duración de las medidas de confinamiento.

De hecho, justo ha sido este anuncio, el que ha acelerado las primeras aproximaciones al impacto real que puede tener en la economía española de las medidas de confinamiento. IESE anticipa una pérdida máxima del 10% del PIB, pero condicionada a que se alarguen el confinamiento. En este sentido, en el mejor de los escenarios, en el que se calcula un confinamiento de un mes y medio, la pérdida de la economía sería de 3,5 puntos. Goldman Sachs calcula que, previsiblemente, el déficit alcanzará el 10%.

Aunque son golpes económicos muy fuertes, el que ya exista un precedente temporal sobre lo que puede durar la parte más dura del parón económico, es suficiente para que las bolsas puedan tener algún tipo de referencia con el que realizar estimaciones; algo que no tenían hasta el momento. 

De hecho, solo el final "oficial" de la pandemia en China, ha dado alas realmente al mercado -ahora tendrá que consolidar en los próximos días el avance- y no tanto los multimillonarios estímulos lanzados por los bancos centrales; que están siendo históricos. La Reserva Federal ya ha adelantado que comprará toda la deuda que haga falta y los bancos centrales de la Unión Europea -BCE y el Banco de Inglaterra- han anunciado medidas por más de un 1 billón de euros.

China da visibilidad sobre el impacto económico

Los datos macroeconómicos adelantados europeos están siendo muy negativos, indicando que Europa se encamina hacia una recesión. Este martes se han publicado los datos adelantados de actividad manufacturera que indicarían una fuerte contracción. De acuerdo con EFE, el índice PMI compuesto para la zona del euro desciende hasta los 31,4 puntos en marzo, un nivel sin precedentes y por debajo del registrado en lo peor de la crisis financiera mundial en 2009. Cuando este indicador se encuentra por debajo de 50, marca contracción.

Sin embargo, el mercado ya no tiene que hacer cálculos de referencia. China publicó hace unos días el efecto que en enero y febrero había tenido en su economía: una contracción del consumo (ventas minoristas) acumulados del 20% entre enero y febrero y del 13% en la producción industrial, según explica el servicio de estudios de Caixabank.

Esta cifra, siendo muy negativa, se espera que pueda ser contrarrestada en los próximos meses. No obstante, podría no ser extrapolable a España si se sigue la misma lógica que Fernando Simón utiliza para explicar la escasez de material sanitario: China solo aisló a una región y el resto de regiones la apoyaron.

España, por el contrario, se está viendo afectada en todas sus regiones.
 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad