El sector financiero ha entrado de pleno en el negocio del renting para diversificar ingresos

La apuesta de la banca y la crisis del diésel disparan el renting

stop

El número de operaciones sobre turismos aumentó un 14,8% durante 2019

Madrid, 08 de enero de 2020 (12:37 CET)

El renting de automóviles se desmarcó de la flojera vivida en las ventas de coches el año pasado. De acuerdo con las cifras presentadas este miércoles por la Asociación Española de Leasing y Renting (AELR), en el conjunto del ejercicio se firmaron un 13,1% más de operaciones de este tipo para superar las 300.000. En el caso de los turismos la mejora porcentual fue todavía más relevante, al avanzar un 14,8% y supusieron más de un 80% de las totales.

Así, se firmaron hasta 244.349 operaciones, mientras que en el segmento de furgonetas se suscribieron 44.185 contratos, con un aumento del 5,6% respecto al año 2018. El renting sobre camiones aumentó el 11,5%, con 1.172 financiaciones, mientras que en el caso de los todoterrenos se firmaron 10.556 operaciones, el 9,2% más.  

El ascenso en la utilización de este modelo de financiación se vio impulsado el año pasado por las dudas generadas por el futuro del vehículo diésel y por una intensa campaña bancaria para apoyar su contratación. El desembarco de entidades como Caixabank, el Banco Santander, Bankia o BBVA en el renting para particulares y su acercamiento a las marcas de fabricantes también ha creado tiranteces en la relación con la patronal de concesionarios, Fanconauto. En diciembre, por ejemplo, las matriculaciones de vehículos por renting, tanto las de nuevos, como las de usados, aumentaron un 5,6% respecto al mismo mes de 2019.

Para la banca, el renting se ha convertido en una herramienta para diversificar sus fuentes de ingresos en un entorno de tipos de interés negativos. De hecho, las ofertas de renting ya forman parte del escaparate financiero de algunas entidades financieras y es un recurso para fidelizar al cliente.

Caixabank, de hecho, ya ha diseñado una estrategia específica y va cambiando el vehículo en promoción. Durante los últimos meses, ha pasado de ofertar el Mini One, al Toyota CH-R y ahora al Seat Ateca en banca minorista. Su oferta de renting, no obstante, es más amplia y además el cliente puede solicitar un modelo concreto que le interese.

Con el renting, además, ya se ha generado incluso competencia entre bancos. En este sentido, por ejemplo, Banco Santander es el que está promocionando ahora el Mini para renting, aunque en su modelo Countryman.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad