La Audiencia expone al Sabadell a una fianza de 1.592 millones por el caso CAM

stop

La Audiencia Nacional abre juicio oral contra los ocho ex directivos de la entidad, para los que ha pedido casi 1.600 millones de euros de fianza. El Banco Sabadell, que compró la CAM en 2011, es responsable civil subsidiario

X.A.

El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola (izquierda), y el presidente de la entidad, Josep Oliu (derecha), en una imagen de archivo
El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola (izquierda), y el presidente de la entidad, Josep Oliu (derecha), en una imagen de archivo

Barcelona, 06 de abril de 2016 (13:26 CET)

La compra de la Caja de Ahorros del Mediterráneo puede salirle muy cara al Banco Sabadell. La apertura del juicio oral contra ocho ex directivos de la CAM le costará al banco catalán casi 1.600 millones de euros de fianza si los acusados no consiguen reunir dicha cantidad de dinero. Tienen 24 horas.
 
La jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha abierto este miércoles el juicio contra los ex directivos de la caja alicantina acusados de estafa continuada agravada y falsedad documental, entre otros delitos, y les ha impuesto una fianza de 1.592,4 millones de euros. El Sabadell, juntamente con la Fundación CAM, son responsables civiles subsidiarios, y la aseguradora Caser es responsable civil directo.  

El Sabadell compró la CAM en 2011. El Banco de España la adjudicó a la entidad presidida por Josep Oliu por un euro y le inyectó 5.249 millones de euros para tapar su agujero, además de comprometerse a cubrir el 80% de las pérdidas derivadas por sus activos tóxicos durante diez años. Los servicios jurídicos del banco catalán están estudiando el auto de la Audiencia Nacional antes de tomar ninguna decisión.

Numerosos delitos

El ex presidente de la CAM, Modesto Crespo, y los ex directores generales Roberto López Abad y María Dolores Amorós, además de cinco ex directivos más, se enfrentan a un juicio por numerosos delitos: estafa continuada agravada, falsedad documental, apropiación indebida y falsedad en documento mercantil en 2010 y 2011. Además, algunos de los directivos se enfrentan a otros delitos.  

El fiscal ha solicitado siete años y medio de cárcel para López Abad y Amorós, y también para Teófilo Sogorb, ex director general de Planificación y Control, y Francisco José Martínez, ex director general de Inversiones y Riesgo. Se les imputan delitos de falsedad contable y estafa y piden también una multa de 400 euros diarios a cada uno durante quince meses, lo que sube a un montante de 180.000 euros.
 
Juan Luis Sabater, ex director de Financiación y Gestión de Liquidez, y Salvador Ochoa, ex director de información financiera, se enfrentan a un año y dos meses de cárcel y una multa de 9.000 euros cada uno como cómplices de falsedad contable.  

Penas de cárcel e indemnizaciones

El fiscal ha pedido el sobreseimiento provisional de la causa contra Modesto Crespo, pero el Fondo de Garantía de Depósitos, formado por todos los bancos y que ejerce la acusación, le atribuye al ex presidente y a los dos ex directores generales los delitos de estafa a inversores y manipulaciones informativas. Por ello les pide nueve años de cárcel y una multa de 144.000 euros.  

La acusación particular pide 16 años de prisión para todos los acusados, además de una indemnización de 19,1 millones de euros a los demandantes.

Cuentas falseadas  

La investigación se inició tras la intervención de la CAM en 2011, cuando el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) plasmó en sus informes las irregularidades que habían cometido los gestores de la caja, tanto en su actividad crediticia como con la concesión de pensiones vitalicias a sus directivos.

El caso investiga si los ex directivos escondieron la situación real de la entidad para poder cobrar retribuciones por valor de 47,3 millones. Los resultados presentados por la caja en marzo de 2011 arrojaban unas ganancias de 39 millones, posteriormente desmentidas con pérdidas superiores a los mil millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad