La bajada de tipos ayudará a las familias pero deja sin resolver el problema de liquidez

stop

BANCO CENTRAL EUROPEO

Mario Draghi

05 de julio de 2012 (14:35 CET)

La bajada de los tipos de interés al 0,75% abre una nueva era en la política monetaria europea y ayudará a la economía de las familias y las pymes españolas. La decisión del Banco Central Europeo de bajar los tipos de interés ayudará a que otros índices, como el Euríbor, principal indicador con el que se otorgan las hipotecas en España, continúe bajando y afloje el cinturón de las maltrechas economías de numerosas familias españolas.

Algunos analistas aseguran que esta medida ayudará a las familias españolas y europeas, ya que sus hipotecas se reducirán a partir de agosto (los nuevos tipos de interés entrarán en vigor el 11 de julio) y podrán dedicar algo de dinero a otras necesidades.

Además de las familias, las pymes españolas verán con este anuncio una ventana de aire fresco para sus debilitadas cajas. La decisión del BCE de dejar de remunerar los depósitos a un día de las entidades de la eurozona hará que el flujo de créditos aumente y así se dé un empujón a la economía europea.

Las entidades financieras ya no tendrán retenido ese dinero de los depósitos y el BCE espera que los bancos hagan fluir el crédito tanto para las familias con problemas como para las pequeñas empresas que tanto tiempo llevan sin poder financiarse.

Punto negativo

Pero la bajada de tipos solo se queda ahí. Los analistas coinciden en que el gran problema que tiene Europa no se resolverá por bajar los tipos 25 puntos básicos. “Lo más importante es la inyección de liquidez”, asegura un analista. “Habrá que esperar a ver si el BCE se decide a aprobar la inyección” ya que esa será la noticia que más esperan los mercados.

“Lo mejor sería combinar esta bajada de tipos con una inyección de liquidez”, asegura otro analista.

Economía estancada

La caída del precio del dinero anunciada por el BCE tiene como objetivo final reactivar la economía de toda la región, que en el primer trimestre del año se quedó estancada sin crecimiento alguno gracias al buen comportamiento del PIB alemán y sus exportaciones.

Los mercados europeos todavía no han reaccionado ya que daban por hecha esta bajada de los tipos de interés y el Ibex 35 se mantiene en el terreno negativo con caídas cercanas al 1%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad