La banca andorrana mejora las ofertas por Inversis

stop

ADQUISICIONES

17 de junio de 2013 (22:13 CET)

La banca andorrana está decidida a desembarcar en Inversis. Andbanc y su competidor, Banca Privada d’Andorra (BPA), han mejorado ligeramente las ofertas finales. Se han desmarcado por los pelos del único competidor que les plantará cara.

Andbanc continúa como favorita para asumir el control. Ofrece una valoración máxima de 160 millones. BPA, a través de su participada Banco Madrid, pagaría 150 millones, diez más a los prometidos durante la fase de tanteo.

Ambos casos se consideran “cantidades conservadoras”, según las fuentes consultadas.

El competidor portugués

Este lunes ha terminado el plazo para presentar las ofertas vinculantes. Hay tres sobres. Además de los dos andorranos, KPMG --que dirige el proceso-- ha recibido el del bróker portugués Orey, que también pone sobre la mesa 150 millones.

De este modo, de los seis aspirantes iniciales, se han descolgado tres.

Los fondos Alana Partners y Advent tiraron la toalla. Ambos grupos renunciaron a participar en las reuniones finales –el data room y management, realizadas en la sede de Inversis--. US Bancorp, que ofertó 100 millones, ha dado un paso atrás.

Interés andorrano

Andbanc y BPA justifican el interés en la entidad --que fundó Caja Madrid-- por la plataforma logística, la base de clientes y la ficha bancaria. La motivación esencial de Andbanc es, precisamente, esa licencia.

El grupo, propiedad de las familias Cerqueda y Reig, carece de autorización en España. Opera en Barcelona a través de una filial de Luxemburgo. Por esta razón, ha mantenido el pulso en el proceso.

BPA, controlada por los hermanos Ramon e Higini Cierco, dispone de ficha a través de Banco Madrid. Sin embargo, duplicaría ampliamente su presencia en España con la suma de los activos de Inversis. Para aterrizar en España pagó a la Kutxa 100 millones por Banco Madrid.

Otras consideraciones

Esta semana, KPMG iniciará las consultas sobre el plan de negocio y la reestructuración que los aspirantes han diseñado para Inversis. Además del precio, se valorará el futuro del banco de inversión madrileño con criterio de empleabilidad y de negocio proyectado.

Los órganos de gobierno de Inversis deberán dar luz verde a la venta. Una vez propuesto el postor ideal por KPMG, el consejo de administración propondrá a los accionistas la operación de venta. Esta fase se convocará la próxima semana. Antes de julio la operación debe estar decidida.

Los minoritarios venderán

Bankia, que heredó de Caja Madrid el 38% de Inversis, y Banc Sabadell, que recibió el 15% de la antigua CAM, saldrán del accionariado. Lograrán una ligera plusvalía en cualquier caso. Otros accionistas minoritarios han verbalizado la intención de salir del capital mediante la operación en curso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad