El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, en una imagen de archivo. EFE/Olivier Hoslet

La banca castiga los depósitos para amortiguar el golpe del BCE

stop

El Santander, Caixabank, BBVA, Bankia y Banc Sabadell reconocen que ya cobran por los depósitos a instituciones y algunas empresas

Patricia Rivero

Economía Digital

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, en una imagen de archivo. EFE/Olivier Hoslet

Madrid, 01 de agosto de 2019 (04:55 CET)

La política expansiva del Banco Central Europeo sigue poniendo en vilo a la banca. Los tipos de interés negativos en la zona euro han marcado la agenda y los resultados semestrales de las entidades bancarias. En el actual entorno de tipos, que se mantienen en mínimos históricos, el negocio bancario ve cómo tendrá aún más difícil conseguir rentabilidad y ha decidido actuar. Como medida para paliar el impacto de las decisiones del BCE, las entidades han empezado a cobrar a empresas e instituciones por los depósitos en un proceso que podría ir a más.

Durante las presentaciones de resultados del primer semestre de la banca española se ha confirmado lo que se sospechaba: llevan tiempo cobrando por los depósitos a sus grandes clientes. La fuerte presión de los tipos de interés negativos sobre su rentabilidad ha llevado a entidades como BBVA  a cargar intereses a algunas instituciones y empresas. El consejero delegado del segundo banco de España, Onur Genç, ha detallado que "dependiendo de la relación con el cliente corporativo, y dependiendo de la cartera que tengamos con ese cliente, distinguimos precios, y hay algunos casos en que estamos cobrando por los depósitos". 

Más directivos se han pronunciado recientemente, aprovechando la publicación de los resultados del primer semestre, sobre el cobro en los depósitos. Desde Bankia su consejero delegado, José Sevilla, ha confirmado que la entidad ya lleva "unos cuantos trimestres" trasladando los tipos negativos que les cobra el BCE por la liquidez a los clientes institucionales y mayoristas. Banco Santander, Caixabank y Bankinter se han sumado a esta misma corriente. 

En la misma línea, Banc Sabadell  también ha ratificado que ya está cobrando por los depósitos de los clientes institucionales, no en los corporativos (empresas), aunque ha asegurado que es algo que finalmente "acabará pasando".

Descartado el cobro a particulares

Este escenario podrían suscitar ciertos temores ante la posibilidad de que el siguiente paso de los bancos sea cobrar por los depósitos también a los particulares, Sin embargo, las entidades han asegurado que salvarán a los minoritarios.

El resto se ha mostrado firme en su voluntad de no trasladar a sus clientes particulares los bajos tipos de interés que acarrea la política expansiva de Mario Draghi y que previsiblemente continuará su sucesora en el cargo, Christine Lagarde.  Por este motivo han decidido, al menos de momento, no afrontar el coste reputacional que supondría aplicar esta medida en todos sus clientes. 

Los planes del BCE

La semana pasada el BCE posponía hasta septiembre la bajada de tipos de interés, un guiño a la banca que posiblemente tenga los días contados. Después de años con los tipos de interés  en el 0%, en 2018 se abrió la puerta a la posibilidad de volver a elevarlos. Sin embargo, lo que supondría un "respiro" para la banca parece que no llegará. 

La última decisión del Consejo de Gobierno del BCE ha sido mantener los tipos de de interés en el 0% y la tasa de depósitos en el -0,40% y todo parece que será en septiembre cuando decida dar más pasos en su política  monetaria para reactivar la economía de la zona del euro sigue débil y la inflación no sube lo suficiente. La semana pasada, el organismo explicaba en un comunicado: "El consejo de gobierno epera que los tipos de interés se mantengan a este nivel, o inferior, al menos hasta la primera mitad de 2020". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad