La banca española se lamenta de que los beneficios aún están por debajo de los logrados con la burbuja

stop

Las entidades de crédito españolas ganaron 5.310 millones en seis meses, un 67% más, aunque lejos “de los niveles habituales en ejercicios anteriores”

30 de agosto de 2013 (16:05 CET)

Los bancos españoles agrupados en la patronal AEB, es decir, todos menos las cajas de ahorros que quedan, han ganado entre enero y junio un 67% más hasta los 5.310 millones.

El beneficio acumulado ha permitido obtener una rentabilidad a los activos totales del 0,44%.

Las ratios parecen insuficientes para la patronal, que considera que “todavía se sitúan por debajo de los niveles de beneficios habituales en ejercicios anteriores”.

Distorsión por las provisiones

Los bancos españoles explican que la evolución de la primera mitad del año está distorsionada por los resultados anteriores. Recuerdan que 2012 “fue un año atípico debido a los saneamientos extraordinarios”.

Aunque se refieren a las provisiones como “dotaciones fuera de lo común”, la corrección no ha terminado. El primer semestre de 2013 se saldó con otros 12.382 millones, el 1,02% de los activos.

El nivel es sensiblemente superior a la media del último quinquenio, cuando se reservaba para hipotéticas pérdidas el equivalente al 0,88% de los activos.

Insolvencias y morosidad

Los grupos españoles han guardado en el cajón otros 6.261 millones contra posibles insolvencias. La morosidad del sistema está en récord, según el Banco de España.

La tasa alcanza el 11,3%, aunque las entidades endosaron los créditos y activos problemáticos a la Sareb.

Buena parte de los impagos los acumulan las cajas de ahorros, entidades ajenas a la AEB, aunque la patronal reconoce que sus afiliados tienen el 7,3% de préstamos en situación dudosa.

Existe en el sector la preocupación de que una nueva norma en forma de decreto, el tercero en año y medio, obligue a revisar a peor los créditos refinanciados y que, por lo tanto, computen como mora.

Menos negocio

Los datos de la AEB para del primer parcial del ejercicio reflejan la contracción del rendimiento por comisiones (-2,2%) y del crédito. El volumen de préstamos se ha desinflado 81.000 millones, el 9,2% menos que el año anterior.

Se han ingresado 2.849 millones menos en intereses. El nivel de cobertura representa el 69% del saldo dudoso, 11 puntos más.

La patronal concluye que entre enero y junio, “los bancos españoles han continuado las políticas de desapalancamiento y saneamiento del balance”. Insiste en que ha sido un periodo dedicado a reforzar la solvencia de las entidades.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad