La Caixa termina la transformación en la mayor fundación de Europa

stop

La nueva institución nace con unos recursos iniciales que equivalen al 0,6% del PIB español

Sede de La Caixa en la Diagonal de Barcelona

17 de junio de 2014 (18:35 CET)

La Caixa es desde hoy una nueva fundación bancaria. El lunes se inscribió en el registro  dependiente del ministerio del Interior, en cumplimiento de la nueva ley de cajas de ahorros, aprobada el pasado diciembre.

La institución nace con una dotación fundacional, similar al capital social de una empresa, equivalente al 0,6% del PIB español. Dicho de otro modo, con 5.868 millones. El valor neto de sus activos es mayor, superior a los 20.000 millones.

Estas cifras convierten a la fundación bancaria La Caixa en la tercera entidad de este tratamiento jurídico en el mundo y la primera en Europa. Gestionará además la histórica obra social de la caja de ahorros, con un presupuesto anual de 500 millones.

Una vez realizada la inscripción como fundación bancaria, quedan por dar los siguientes pasos.

Próximos pasos

En primer lugar, cabe la disolución de la antigua fundación La Caixa, con la cesión de los activos y pasivos a favor de la nueva fundación bancaria. Además se traspasarán las participaciones en Caixabank, la cartera industrial y la deuda emitida hasta ahora.

Está previsto que la segregación se complete en el último trimestre de 2014. La reorganización permitirá a la entidad “mantener, fortalecer y desarrollar sus tres ámbitos de actuación fundamentales: el financiero, el empresarial y, especialmente, el social”, informa la caja de ahorros en un comunicado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad