Arabia Saudí podría resistir ocho años con los actuales precios

La crisis del petróleo redistribuirá dos billones de euros este año

stop

Los países productores perderán el equivalente al doble del PIB español en ingresos, que se repartirán los estados que dependen de la producción internacional; España saldrá antes de la crisis con más renta disponible

desde Madrid, 05 de febrero de 2015 (12:57 CET)

La abrupta caída del precio del barril de crudo, particularmente la variedad que se adquiere en Europa (la Brent), generará una redistribución de la riqueza mundial equivalente a casi el doble del PIB español durante 2015. Este año cambiarán de manos 1,97 billones de euros, según las proyecciones. El dinero lo perderán los grandes productores, como Arabia Saudí y Rusia, y lo ganarán los países dependientes sin materia prima dentro de sus fronteras, como España o la India.

Los especialistas han trazado los flujos económicos con los datos acumulados durante enero, el mes con mayor reducción y el que ha impactado con más dureza en los mercados de futuro. Para los especialistas de Cygnus, un fondo especializado en inversiones en valores relacionados con la energía, la barrera de los 100 dólares por barril "es impensable", según su analista jefe, Juan Cruz. El máximo que se vislumbra en el horizonte es de 60 dólares.

España crecerá más

El trasvase de recursos será de tal cuantía y se producirá a tal velocidad que debería obligar a revisar los presupuestos públicos. España aún no ha recalculado el impacto del petróleo barato; pero el consenso del mercado estipula que, en todo caso, acelerará la recuperación. La última cifra prevista es la de BBVA. Su presidente, Francisco González, considera que 2015 se cerrará con una expansión de la riqueza del 2,5%, tres décimas más de lo que hasta ahora se barruntaba. El detalle de los cálculos se publicará el 26 de febrero.

El desarrollo adicional que se prevé para la economía española se sostendrá en base a que "los consumidores liberarán renta", según el director de análisis de Andbank, José Luis García. Que haya más dinero en los bolsillos favorecerá a diversos sectores comerciales --el optimismo se concentra en el turístico debido a las caídas que se esperan del precio de los billetes-- y el repunte previsible de ventas neutralizará la baja inflación justo por este "efecto riqueza".

Cambio de mentalidad

La nueva realidad del petróleo durará. El ciclo será largo. Cruz asegura que en su fondo han detectado, además de las tendencias del mercado, un "cambio de mentalidad" en los países árabes. "Hasta ahora, la estrategia de los sultanes era quemar poco a poco el petróleo porque era la riqueza de las futuras generaciones". "Los nuevos gobernantes quieren quemar esa riqueza a mayor velocidad por si en el futuro no vale nada".

La inédita visión de las monarquías árabes se sostiene en tres pilares. La primera es la debilidad del euro, situación respecto al dólar que continuará por la última compra masiva de bonos ordenada por Mario Draghi (el nivel esperado es de 1,1 euros por dólar); el segundo aspecto a considerar es la cada vez mayor influencia en la sociedad --y por tanto en los gobiernos-- de la teoría del cambio climático; y, por último, el avance tecnológico que abaratará la producción de energías alternativas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad