La empresaria angoleña Dos Santos maniobra de nuevo contra Caixabank

stop

Accionistas los dos en el banco portugués BPI, mantienen el pulso por el banco de Angola BFA

Isabel Dos Santos, la segunda fortuna de África

Barcelona, 06 de enero de 2016 (12:34 CET)

Maniobras que aumentan el pulso y la crispación. La empresaria angoleña Isabel Dos Santos ha ofrecido 140 millones de euros con el objetivo de adquirir el 10% del banco de Angola BFA. En esa entidad, Dos Santos posee ya el 49,99%. El resto lo posee el banco de Portugal BFI, en el que Caixabank controla, como mayor accionista, el 44,1%.

Se trata de un paso más de la empresaria angoleña, hija del dictador Eduardo Dos Santos. El problema es que Caixabank, con el 20% de los derechos de voto, y legalmente por los estatutos no podría tener más, tiene en cambio el 45% de las acciones del BPI. Dos Santos, con el mismo derecho de voto, posee, sin embargo, sólo el 19% del banco, como informó el diario CapitalMadrid.


La operación frustrada de Caixabank

¿Qué trató de hacer la entidad española, que preside Isidro Fainé? Caixabank ha querido negociar con Dos Santos, con un resultado descriptible. Lanzó una opa hace algo más de un año por el 56% del banco. La idea era condicionar la oferta a la decisión del consejo, para que desbloqueara el límite de los derechos de votos. Pero no tuvo éxito. La propuesta fue rechazada en una decisión en la que Caixabank no pudo hacer nada, porque sólo tenía cuatro de los 21 miembros.

¿Conclusión? Se vio obligada a retirar la opa. Isabel dos Santos, por su cuenta, quiso impulsar la fusión del BPI con el BCP (Banco Comercial Portugués), para lograr el mayor banco privado de Portugal, aunque con los intereses de Angola por delante. La cuestión es que tampoco pudo lograr su objetivo, dado que en BPI las dos partes se necesitan, Caixabank y Dos Santos.


La posición de ventaja de Dos Santos

Para complicarlo, los dos actores saben que deben agilizar las gestiones ante las medidas que impone el Banco Central Europeo, según las cuales los bancos deben reducir su exposición en activos africanos. Y es que el BPI es el accionista mayoritario del Banco de Fomento de Angola (BFA), que es el activo más importante, de donde logra la mayoría de beneficios.

Dos Santos mantiene sus maniobras. Es consciente de que tiene una posición de ventaja. Tiene ese 49,99% del BFA, a través de la operadora de telecomunicaciones de Angola, Unitel, en la que posee una participación del 25%. Se trata de la mujer más rica de África, que ofrece ahora esos 140 millones de euros, que se considera un precio de saldo, para conseguir el 10% del banco angoleño, y alcanzar, por tanto, el 60%. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad