El 74% de los españoles tiene miedo de solicitar un préstamo personal. Foto: Pxhere/CC0
stop

Siete de cada diez españoles tienen miedo de solicitar un préstamo personal, y la mitad prefiere financiarse con tarjetas de crédito

Barcelona, 18 de noviembre de 2018 (11:08 CET)

Los intereses elevados y el escepticismo con respecto a la letra pequeña de los préstamos personales provocan que la mayoría de los españoles no se fíe de estos mecanismos de apoyo para las finanzas personales. Un informe señala que el 74% de los españoles tiene miedo de solicitar financiación en su banco.

El estudio sobre miedos financieros, elaborado por el comparador financiero Help My Cash, concluye que, aunque los préstamos personales son una parte fundamental de la economía para poder pagar grandes proyectos en cuotas asequibles, parece que la crisis y las distintas sentencias sobre cláusulas abusivas en las hipotecas han hecho mella en los consumidores.

Así las cosas, los españoles no están del todo convencidos de que su banco no está tratando de engañarlos de alguna manera.

El 61% de los españoles tiene miedo de los intereses

De acuerdo con el informe de Help My Cash donde han participado más de 1.000 personas, la principal razón (un 61%) por la que los usuarios tienen miedo a contratar créditos al consumo son los intereses, los cuales consideran muy elevados.

Este dato no sorprende: España es el sexto país más caro de la Unión Europea en cuestión de financiación. El interés medio de los créditos al consumo en España es del 8,24% de acuerdo con los últimos datos publicados por el Banco Central Europeo, mientras que la media europea es del 5,17%, una diferencia de más de tres puntos porcentuales.

La segunda razón más importante sobre el miedo a la financiación es que el 36% no entiende la letra pequeña de su contrato y teme que sea ahí donde haya alguna condición abusiva que no quería. Un miedo lógico, ya que al firmar están confirmando que han leído y entendido todas las cláusulas y que aceptan cumplirlas.

Leer todo el contrato no es solo un derecho, sino una obligación, y el banco está en la obligación de explicar cualquier cláusula que no se entienda para evitar futuros quebraderos de cabeza.

La mitad de los españoles confía en las tarjetas

En cambio, los españoles perciben las tarjetas de crédito como el método de financiación más seguro (un 48,2%), por encima de los préstamos personales (un 35,9%) y la financiación ofrecida por diferentes comercios (un 14,1%).

No obstante, las tarjetas de crédito son uno de los productos de financiación más complejos por todas las formas de reembolso que ofrecen y porque los intereses y las mensualidades varían continuamente según las compras que se hagan a lo largo del tiempo.

Aunque se perciban las tarjetas como un método de pago aplazado más fiable, Help My Cash apunta que es importante entender su funcionamiento así como elegir antes de realizar cualquier compra la forma de reembolso para conocer cuánto se pagará en total por dicha financiación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad