El dólar alcanzará al euro antes de lo previsto

La paridad entre el euro y el dólar llegará en abril

stop

La intervención del BCE hunde la rentabilidad de la deuda europea y acelera la depreciación de la moneda única

16 de marzo de 2015 (00:00 CET)

La paridad entre el euro y el dólar llegará antes de lo esperado por los mercados. La moneda única abre la semana el 3,2% más barata, hasta situarse en 1,05 dólares. Se trata del nivel más bajo desde hace 12 años.

Si se mantiene el ritmo, la igualdad de valor entre ambas monedas se podría alcanzar en abril. La debilidad del euro ayuda, sin embargo, a las empresas exportadoras a vender en América y en Asia, porque abarata los productos.

Alemania exporta casi un 40% a sus vecinos de la zona del euro y el resto fuera del área. Que las exportaciones germanas se beneficiarán de la fuerte depreciación, se ha reflejado en las subidas que han registrado las principales firmas en bolsa.

Este grupo de compañías aventajadas tiene en común que pagan facturas y salarios en euros pero facturan en dólares.

Gozo alemán

Por el lado contrario, la factura del petróleo --que se abona con la moneda estadounidense-- sube, de modo que la caída del barril pasa sin hacer tanto ruido en Europa. Ello podría afectar las expectativas de crecimiento español, confiadas a la reducción del crudo.

La diferente dirección de la política monetaria en la zona del euro y en Estados Unidos (EEUU) es la causa de la fuerte depreciación. En el mercado los analistas esperan que llegue de forma inminente a la paridad, algo que dependerá también de la rentabilidad de la deuda alemana (el bund a diez y 30 años).

Deuda poco atractiva

La rentabilidad para una década se sitúa ahora por debajo del 0,2%, lo que hace al euro menos atractivo. El BCE quiere comprar deuda pública y privada por valor de 60.000 millones de euros mensuales, hasta como mínimo finales de septiembre de 2016.

El banco emisor y los centrales nacionales comenzaron el lunes pasado la adquisición de grandes cantidades de bonos del sector público de la zona del euro, con la compra en los tres primeros días de títulos por valor de más 9.800 millones de euros, con un vencimiento medio de nueve años.

Las primeras operaciones se concentraron en las economías del sur, como la española.

EEUU subirá los tipos

Hasta ahora el BCE ha comprado deuda privada --bonos garantizados (cédulas) y bonos de titulización-- por valor mensual de 13.000 millones de euros. Si se mantiene el ritmo, el volumen del programa de compras del sector público será de unos 47.000 millones de euros, prevé el BCE.

La entidad monetaria ha incrementado más los estímulos en la zona del euro con este programa, mientras que la Reserva Federal de EEUU (Fed) se prepara para subir los intereses. Los sólidos datos macroeconómicos del país dejan pocas dudas de que su banco central subirá las tasas significativamente este año.

Perspectiva de la semana

Los mercados prestarán atención a la reunión de la Fed de esta semana, en la que dará señales sobre el momento en que subirá los tipos. La rueda de prensa no sólo se centrará en el momento del primer encarecimiento, sino en el alcance de subidas posteriores. Un dólar fuerte no ha evitado que la Fed subiera los intereses en el pasado, remarcan los analistas de Commerzbank.

De modo que la depreciación del euro se ha acelerado por la espectacular caída de la rentabilidad de la deuda soberana europea después de que el BCE comenzara a intervenir en el mercado. Los expertos en divisas prevén que el euro se moverá hasta el viernes entre 1,03 y 1,09 dólares esta semana.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad