La banca no es hoy rentable y está lejos de alcanzar la rentabilidad deseada.

La rentabilidad de la banca sigue en caída libre

stop

Los seis bancos que cotizan en el Ibex cierran la primera mitad del año con un ROE medio del 7%, lejos del coste del capital

Madrid, 18 de agosto de 2019 (04:55 CET)

En abril de 2014, Miguel Martín, por entonces presidente de la Asociación Española de Banca (AEB) aseguró que “con el negocio bancario, hoy, no se gana dinero”. Quizás esas palabras puedan parecer un poco exageradas, pero la realidad se empeña en cebarse con las entidades financieras de una u otra manera. En aquel ejercicio la banca cotizada obtuvo los mejores resultados desde el comienzo de la crisis. Hoy los 16.681 millones de beneficios de 2018 no dan nada más que para obtener un ROE medio del 7,2%.

El problema no es tanto que la banca no gane dinero como decía Miguel Martín sino que los beneficios no dan para para remunerar el capital empleado La banca no es hoy rentable y está lejos de alcanzar la rentabilidad deseada. Hoy, sólo dos entidades de las cotizadas, BBVA y Bankinter, obtienen rentabilidades sobre recursos propios (ROE) por encima del 10%. Tres, si se incluye Abanca. El 10% es el umbral del coste de capital según consideran los principales ejecutivos del sector.

En los seis primeros meses del año, los ocho bancos cotizados en Bolsa han ganado 7.725 millones de euros, una cifra inferior a la del mismo periodo de 2018 (8.549 millones). Lo malo no es que los beneficios retrocedan en la comparación interanual, sino también en la intertrimestral. En el primer trimestre, Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Sabadell, Bankinter, Unicaja y Liberbank ganaron 4.229 millones; en el segundo, se han quedado en 3.496 millones.

Sin ser dramático el descenso de los beneficios, su traslado a la rentabilidad tiene efectos más notorios. Santander, el mayor de los grupos bancarios españoles, firmó un ROE en junio pasado del 7,41%. Un año antes, la entidad que preside Ana Patricia Botín estaba en un 8,24%. De entre los bancos más grandes, Caixabank es el más afectado. La disminución de sus beneficios por los costes de reestructuración (al igual que ha sucedido en Santander) ha reducido el ROE del 8,6% de junio de 2018 al 4,9%. En marzo de este año estaba en el 7,1%. Pero la imputación de los costes del ERE  (cerca de 1.000 millones) en el segundo trimestre han obrado el desplome. Para Jordi Gual, presidente de la entidad la esperanza está en que el camino que queda por recorrer a partir de ahora es mucho más favorable. 

A lo largo de los últimos años, desde que la banca alcanzara su récord de beneficios en 2008, el sector se ha visto afectado por muy distintas circunstancias. Desde la necesidad de provisionar los activos dudosos (epígrafe que llegó a costar 15.726 millones en 2008) a la obligación de incrementar las ratios de capital, pasando por las crisis de Bankia y Banco Popular, las multas por prácticas abusivas, el rescate de los preferentistas y, por supuesto, los bajos tipos de interés vigentes en la Eurozona (0% desde marzo de 2016) y las contribuciones extraordinarias a los órganos de supervisión y resolución europeos. Todo sopla en contra de los intereses del sector.

¿Cuál es más rentable?

BBVA ha sido un punto porcentual menos rentable en la primera mitad del año que en 2108. El ROE ha bajado del 11,2% al 10,2%, pero se mantiene por encima de los niveles de alarma. Incluso en el segundo trimestre ha mejorado tres décimas respecto a marzo. Bankia ha perdido dos puntos, desde el 8,3% de junio de 2018 al 6,3% actual. Bankinter también se ha visto afectado, aunque mantiene la mejor cifra de los cotizados: un 12,84%. Pero es que en junio del pasado año alcanzó el 13%.

Banco Sabadell ha sido la entidad que más ha mejorado su rentabilidad. En junio de 2018 estaba en un sorprendente 1,45%, afectado por la crisis de TSB, su filial británica, y ahora ha subido al 7,19% una vez superados los problemas de la migración de la plataforma informática, como ha confirmado Jaime Guardiola, su consejero delegado.

Unicaja es junto con Sabadell el único banco que presenta mejores números a cierre del primer semestre. Ha pasado de un 5,5% al 6,0%, pero llegó a estar en el 6,6% en el primer trimestre.

Fuera del espacio de las cotizadas, Abanca es la entidad que mejor rentabilidad presenta para sus accionistas. Cerró la primera mitad del año con un 10,7%, eso sí, 1,1 puntos porcentuales menos que hace un año.

A corto plazo, no se vislumbran grandes cambios en la segunda mitad del año. Los inversores dan por perdido 2019 y también toda esperanza de que haya un cambio en la política monetaria del BCE con la llegada de la nueva presidenta, Christine Lagarde. Credit Suisse cree que el entorno actual de tipos cero si no negativos seguirá pasando factura a los márgenes. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad