El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35. EFE/Mariscal

Las previsiones más pesimistas sobre la banca española se cumplen

stop

Los beneficios de los grandes bancos españoles cayeron un 12,3% en el primer semestre

Madrid, 01 de agosto de 2019 (12:18 CET)

Los analistas ya habían advertido de la debacle de la banca en el primer semestre. Con todos los elementos en contra, no se esperaban sorpresas en la presentación de resultados del primer semestre. Ni los analistas ni los mercados esperaban grandes sorpresas, que finalmente han visto cumplir sus previsiones. Los grandes bancos españoles redujeron un 12,3% su beneficio en el primer semestre de 2019, al anotarse de forma conjunta un total de 7.536 millones de euros, frente a los 8.595 millones del mismo periodo del año anterior.

Tal y como avanzó la revista Inversión, el cambio de orientación de la política monertaria del Banco Central Europeo, dispuesto a bajar los tipos de interés, obliga a los bancos a cumplir requisitos es un golpe para la banca. Con este y otros escenarios financieros en contra, los analistas preveían que el beneficio conjunto para el segundo trimestre fuera de 3.437 millones, un 17% menos que hace un año.

Con los resultados de los seis bancos que cotizan en el IBEX 35 ya presentados se pueden confirmar los peores presagios: Solo Bankinter y Sabadell incrementaron sus ganancias entre enero y junio, mientras que el resto se vio afectado por costes de reestructuración, EREs y menores resultados de operaciones financieras.

En ese sentido, CaixaBank ha sido la entidad más penalizada, que como consecuencia de su reestructuración del negocio. La entidad obtuvo en el primer semestre un beneficio atribuido de 622 millones de euros, un 52,1% menos que en el mismo periodo del año anterior, tras el acuerdo laboral que ha supuesto un gasto de 978 millones (685 millones netos).

Por detrás, las ganancias de Bankia se redujeron un 22,3%,hasta 400 millones, fundamentalmente por un menor volumen de resultados por operaciones financieras (ROF) en el periodo.

Aunque Santander presentó el mayor beneficio en el periodo, con 3.231 millones de euros entre enero y junio, se dejó un 14% en el primer semestre de 2018 debido a que dotó 814 millones en cargos por costes de reestructuración previstos como parte de los planes del banco para reducir su base de costes anuales en Europa en un 10% (1.000 millones de euros).

Le siguen las pérdidas del BBVA, que registró un beneficio neto de 2.442 millones de euros durante el primer semestre de este año, lo que supone un descenso del 3,7% respecto al mismo periodo del año anterior, por el efecto de mayores provisiones.

Los únicos crecen en beneficios: Sabadell y Bankinter

Las dos únicas entidades que lograron esquivar el retroceso en resultados fueron Sabadell y Bankinter, aunque por hechos diferentes. Respecto a Banco Sabadell, el beneficio se incrementó un 340,9%, hasta 532 millones de euros, gracias a menores provisiones y a la ausencia de costes extraordinarios de la migración tecnológica de su filial británica TSB en el ejercicio anterior.

Finalmente, Bankinter presentó un beneficio neto de 309 millones de euros en el primer semestre, cifra un 18,3% superior a la del mismo periodo de 2018, que incluye las cifras de negocio de EVO Banco y de su filial de consumo en Irlanda, Avantcard, cuya integración en el Grupo Bankinter se produjo el pasado 31 de mayo tras recibir las preceptivas autorizaciones de los reguladores.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad