Los beneficios extraordinarios distorsionan los resultados de La Caixa y el Sabadell

stop

Las dos entidades catalanas obtienen en conjunto 320 millones, menos que el primer trimestre de 2013 cuando las integraciones de Banco Valencia y Banca Cívica inflamaron los resultados del banco presidido por Fainé

El presidente de Caixabank, Isidro Fainé, y el de Banc Sabadell, Josep Oliu | ED

23 de abril de 2014 (19:33 CET)

Los bancos catalanes coinciden, por primera vez en años, en la presentación de resultados. Las cuentas del primer trimestre se dan a conocer simultáneamente este jueves con sensaciones dispares para los analistas. Caixabank ofrecerá hasta un 30% menos de ganancias, según el consenso del mercado, mientras que en el lado opuesto está el Sabadell. Su beneficio crece con fuerza impulsado por la mejora del margen obtenido de los clientes y de la gestión del balance.

Las entidades dominantes en Catalunya consiguen un resultado conjunto de 320 millones, que cae distorsionado por lo extraordinario del resultado de Caixabank en el primer trimestre de 2013. Entonces el agregado alcanzó los 386 millones.

Caixabank se mantiene fuerte

La cifra presentada hace justo un año (335 millones) por el grupo presidido por Isidro Fainé era más alta de lo normal por la absorción del negocio de Banca Cívica y de Banco de Valencia.

El consejero delegado de Caixabank, José María Nin, ya advirtió entonces de que el resultado no sería comparable. La integración contable de ambas entidades con la institución catalana se realizó el 1 de enero de 2013.

El Sabadell se dispara

Un año después, las mismas fortalezas que presentó Caixabank siguen vigentes. Crecen con vigor el margen de intereses y el margen bruto según las estimaciones de los analistas. Los de Fainé continúan líderes en el mercado minorista español y la digestión de Cívica y Valencia se da por superada.

El parcial de hoy se encara con optimismo por el Sabadell. El grupo que preside Josep Oliu crece con brío hasta el entorno de los 70 millones. Hace un año su excedente se cifró en 51 millones, entonces la entidad duplicó el resultado de 2012.

La banca española también cae

El día de resultados bancarios en Catalunya servirá de aperitivo de cara a la próxima semana, cuando el Santander, BBVA y Bankia darán a conocer sus cuentas. Las perspectivas son positivas para la entidad de José Ignacio Goirigolzarri, que ganaría cien millones más.

El grupo de Emilio Botín prácticamente empatará (se moverá en el entorno de los mil millones) mientras que se barrunta una fuerte caída para BBVA, con contracciones del 60%. El pinchazo del banco de Francisco González arrastrará el beneficio conjunto de la banca española un 30% hacia abajo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad