Se agolpan los nuevos desempleados ante la avalancha de ERTE. EFE

Los ERTE no salvan el empleo de 900.000 españoles en abril

stop

Abril dejará 3,2 millones de nuevos beneficiarios de prestación de paro, de los que 2,3 corresponden a ERTE

Barcelona, 30 de abril de 2020 (09:35 CET)

Los expedientes de regulación temporal de empleo por fuerza mayor se aprobaron para evitar que la pérdida de puestos de trabajo por la crisis del coronavirus no fuera definitiva. Por ahora, lo está evitando en muchas empresas, pero hay muchos otros casos en los que, porqué la empresa cierra o porqué tiene que reducir su estructura, un ERTE no es la solución y se pierde empleo de forma definitiva. Solo en abril, cerca de unos 900.000 españoles han sido despedidos y no volverán a sus puestos de trabajo cuando termine la desescalada del confinamiento.

El Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) trabaja a destajo para resolver todos los expedientes de prestación de desempleo antes de terminar el mes, con el objetivo de que, el 10 de mayo como muy tarde, todos los afectados puedan cobrar el paro. Los servicios de empleo autonómicos, que son los que inicial los trámites y, en muchos casos, los que aprueban los ERTE, tampoco dan abasto.

Desde el inicio del estado de alarma, se han dado de alta como beneficiarios de prestación de desempleo 3,9 millones de personas en España, según los datos del Ministerio de Trabajo que ha recogido El Mundo. De estos, algo más de 600.000 se reconocieron ya en marzo, aunque el alud de ERTEs y la saturación de unos servicios de empleo que no estaban dimensionados para esta situación impidieron que la mayoría pudieran ser tramitados.

Abril ha sido el mes en el que han entrado la mayoría. El SEPE ha tramitado 3,23 expedientes individuales de cobro de la prestación. Es decir, que los datos del paro de este mes, que se publicarán el próximo martes, deberían recibir un aumento del paro que se aproxime a esa cifra, si bien puede haber disfunciones, pues los afectados por un ERTE de reducción de jornada no se consideran desempleados.

De estos 3,23 millones, 2,3 millones corresponden a personas que están en un proceso de ERTE, lo que deja una conclusión: hay otros cerca de 900.000 que empezarán a cobrar el paro antes del 10 de mayo pero que han sido despedidos de su trabajo de forma definitiva. Si hay miedo de que, si se alarga la crisis económica por la pandemia de Covid-19, muchos ERTE puedan convertirse en ERE, estas personas ya no tienen ese miedo.

Miles de afectados por ERTE no cobrará todavía

Los sindicatos aseguran que el número de afectados por ERTE es todavía mayor. Hablan de 4,2 millones. De hecho, el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, reconocieron hace unas semanas que la cifra se acercaba a los 4 millones. El ritmo de presentación se ha ralentizado, pues la mayoría de expedientes se concentraron en los primeros días tras la aprobación del estado de alarma.

Con estos datos, parece que algunos cientos de miles de afectados por expedientes temporales no cobrarán el 10 de mayo todavía, si bien la cifra, con los datos de Trabajo, no se puede calcular.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad