La presidenta de Banco Santander, Ana Botín.  EFE/Zipi

Los grandes bancos se dejan 500M en tres meses (la mitad en España)

stop

El Santander, BBVA, Caixabank, el Sabadell y Bankia suman unos beneficios de 4.000 millones en el primer trimestre, a penas 1.700 en España

Barcelona, 01 de mayo de 2019 (04:55 CET)

El primer trimestre de 2019 no será recordado por los bancos españoles como los mejores tres meses de su historia. La eternización de los tipos a cero está dejando a las entidades con muy poco margen para incrementar sus ingresos, lo que está lastrando sus resultados, en especial en España. En conjunto, los cinco principales bancos del país —el Santander, BBVA, Caixabank, el Sabadell y Bankia— se dejaron más de 500 millones de euros de beneficios.

Las cinco entidades en conjunto, que han presentado resultados en los últimos días, han ganado entre enero y marzo 4.000 millones de euros, 536 millones menos que en el mismo trimestre de 2018. Esta cifra supone una caída de doble dígito (11,8%) de la que solo se han salvado el Sabadell y, por los pelos, BBVA.

Los grandes bancos españoles están internacionalizados en diferentes grados. El Santander y BBVA obtienen la mayor parte de su beneficio fuera de España, que ya no es su principal mercado, mientras que Bankia solo tiene negocio nacional. A medio camino, aunque más cerca de Bankia se sitúan Caixabank y el Sabadell, que solo tienen una filial y de tamaño inferior, en Portugal y Reino Unido, respectivamente.

La internacionalización ha salvado parcialmente a BBVA, el Santander y el Sabadell, pese a darles algún susto

La internacionalización ha salvado parcialmente de la caída a Santander y, sobre todo, a BBVA, del deterioro del negocio en España. Pero los dos grandes, como están en muchos países, siembre hay alguno que puede dar un susto, como es el caso de Reino Unido para el Santander y Turquía para BBVA.

Al Sabadell le ha beneficiado también TSB, pero porque ha salido de pérdidas, lo que por comparación, le ha permitido presentar un beneficio similar al del primer trimestre del año pasado. A Caixabank es al único al que le perjudica la internacionalización, pero es un efecto contable: hace un año tuvo un extraordinario de BPI que ahora ya no computa.

Así, como adelantaban los analistas, España ha sido un lastre para los bancos españoles. El beneficio del negocio en el país cae un punto más de lo que baja el consolidado del banco, y de los más de 500 millones que dejaron de ganar en el primer trimestre, casi la mitad fue en España: 247 millones, de 1.926 a 1.679 millones.

Banco Santander: España en la media

El Santander es el mayor banco español, pero no el mayor en España por negocio. En el primer trimestre, el banco que preside Ana Botín ganó 1.840 millones, el 10% menos, es decir, 214 millones menos. En España dejó de ganar  el 11,4% con el negocio bancario —excluyendo el ladrillo—, pasando de 455 a 403 millones.

El banco explicó la caída del beneficio en España por las ventas de deuda en el primer trimestre de 2018, por las peores condiciones del mercado de capitales y por la reducción de la actividad de banca mayorista, que provocó un descenso del 8,7% de los ingresos por comisiones. El Santander aseguró que, al margen de estos factores, el “negocio en general” tuvo “una evolución favorable”.

Caixabank, mejor sin BPI

Caixabank vive el mismo problema con el mercado de capitales. Así lo reconoció su consejero delegado, Gonzalo Gortázar, este viernes. Y eso que el banco catalán logró una ligera subida de los márgenes, pero ganó un 24% menos porque ya no recibieron dividendo ni de Repsol ni de BFA, en el primer caso por la venta de las acciones y en el segundo por un cambio contable.

Así, el banco que preside Jordi Gual pasó de ganar 704 millones en el mejor primer trimestre de su historia a 533, es decir, 171 millones menos. Sin la aportación de su negocio en Portugal (BPI), habría ganado 475 millones, el 11,2% menos que hace un año. En cifras absolutas, es el que más dinero se dejó en España de primer trimestre a primer trimestre: 60 millones.

BBVA: España es el menor de los problemas

BBVA se quedó cerca de Caixabank, al ganar 59 millones menos en España en los primeros tres meses del año. En su caso, una caída del 14,6%, de 404 a 345 millones. El descenso fue mucho más importante que a nivel global, donde la entidad presidida por Carlos Torres ganó 1.164 millones, el 9,8% menos. Su principal lastre, más que España, fue Turquía, además de Estados Unidos, y lo compensó con México.

El banco explica su peor trimestre en España por el empeoramiento del dinamismo de la economía pero, sobre todo, por una rentabilidad “presionada por el entorno de bajos tipos de interés” y menores volúmenes de negocio. Destaca en positivo la mejora de la calidad de los activos por la venta de las carteras inmobiliarias.

El Sabadell se salva con el patito feo

El caso del Sabadell es curioso. Sus dificultades en el pasado por integrar TSB en Reino Unido, y los sobrecostes que comportaron, son ahora su tabla de salvación. Su negocio en España empeora un 17%, pasando de ganar 303 a 251 millones, es decir, 52 millones menos. Pero su beneficio total se mantiene —pasa de 259,3 a 258,3M— porque TSB ha salido de pérdidas y ya no resta, como hacía hace un año.

Pese a estas cifras, la entidad presidida por Josep Oliu destacó un crecimiento de los intereses de cerca del 10% y la previsión de cerrar el año con un crecimiento de entre el 1% y el 2% de los intereses.

Bankia sufre los cambios contables

Bankia ganó 205 millones de euros hasta marzo, 24 millones menos que en el mismo trimestre de 2018, con un descenso del 10,8%. El banco público explicó el descenso por la aplicación de la norma contable IFRS16 y menores ingresos por operaciones financieras. La entidad comandada por José Ignacio Goirigolzarri destacó que, teniendo en cuenta solo el negocio bancario, el beneficio habría sido un 0,3% superior, con 306 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad