Los sindicatos de cajas catalanas pelean para retener poder en los nuevos bancos

stop

El SEC adapta los estatutos a la llegada del BBVA a Unnim y CatalunyaCaixa

Detalle de la sede de BBVA en Madrid I EFE

09 de septiembre de 2014 (20:32 CET)

El nuevo mapa financiero español todavía tiene coletazos por resolver. Entre ellos, dar salida a tradicionales figuras de las cajas de ahorros como han sido los sindicatos corporativos.

Es el caso del Sindicat d’Estalvis de Catalunya (SEC). Se trata de una organización de trabajadores de cajas que hasta hora tenía sentido en CatalunyaCaixa o Unnim, pero que tras ser absorbidas por el BBVA ha perdido su esencia sindical.

Por ello, quiere mutar en el Sindicato de Empleados de Crédito del BBVA que ha depositado los estatutos en el Ministerio de Empleo para dotarse de entidad jurídica, como reconocen fuentes de la organización. De esta forma, podrá optar a la representación en una mesa de negociación en la que no se había sentado hasta la fecha.

Maquillaje sindical

“Es un sindicato corporativo que no tiene sentido representativo en los bancos. Lo de ahora es un maquillaje, una mutación para tener representatividad en el futuro de la banca”, explican los expertos.

En el caso de la entidad financiera que preside Francisco González, las elecciones para establecer la representatividad sindical están previstas en febrero de 2015. En estos cinco meses, las organizaciones de cajas que no tengan representación en el banco, tienen que reinventarse si no quieren desaparecer, puntualizan los mismo interlocutores.

Posibilidad de impugnar

La comisión del SECBBVA está presidida por Raquel Alarcón, David Gutiérrez como vicepresidente y Nuria Girona como secretaria. A ellos se suma Ruth López como tesorera.

Por el momento, se han depositado los estatutos, por lo que cualquier interesado podrá examinar el documento por si quiere impugnar su constitución ante la sala de los social de la Audiencia Nacional, tal y como establece la ley.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad