El presidente de CaixaBank, Jordi Gual (dcha), y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar. EFE
stop

Caixabank deberá pagar una multa de 3,6 millones de euros por infracciones "muy graves" al cometer irregularidades en el mercado hipotecario

Madrid, 17 de enero de 2019 (15:11 CET)

El Banco de España sanciona a Caixabank con 3,6 millones de euros por varias irregularidades cometidas en el mercado hipotecario. Así lo publica hoy el Boletín Oficial del Estado (BOE) que determina que la infracción es "muy grave"​.

Esta cantidad es menor que la que se había previsto anteriormente tras la aplicación de las reducciones contempladas en el artículo 85 de la Ley 39/2015 de 1 de octubre, del procedimiento administrativo común de las Administraciones públicas.

Este determina que, al reconocer la responsabilidad de los hechos, se reduce una cantidad de la multa. Además, al haberse publicado en el boletín oficial, se trata de una sanción firme en vía administrativa.

La sanción se ha fijado por "la realización de actos u operaciones prohibidas por normas de ordenación y disciplina con rango de Ley o con incumplimiento de los requisitos establecidos en las mismas, salvo que tenga un carácter meramente ocasional o aislado", según la normativa de supervisión de las entidades de crédito.

Tres incumplimientos diferentes 

La multa obedece a tres incumplimientos diferentes. En primer lugar, CaixaBank habría superado los límites establecidos por la ley de 2007 en las comisiones de amortización de hipoteca, llamadas "compensaciones por desistimiento en amortizaciones anticipadas".

Este tipo de comisiones tiene un límite del 0,5% en los primeros cinco años de vida del préstamo y del 0,25% en los siguientes.

Caixabank también ha sido sancionada por no cumplir con la normativa de sustitución de índices de referencia, tras la desaparición del índice IRPH de las cajas de ahorros. En último lugar, la entidad también ha sido multada por incumplir los criterios sobre redondeo en tipos de interés.

Despido de más de 2.000 trabajadores

Caixabank ha anunciado este jueves a los sindicatos que prevé reducir su plantilla en toda España en un total de 2.157 personaslo que supone un 7,3% de la plantilla del banco. Además, la entidad cerrará 793 oficinas.

De las bajas, 1.913 empleos serán de la red de oficinas y 244 de servicios de apoyo a la red, según explican fuentes de UGT.  Los despidos se deben a que la entidad tiene previsto reducir el número de sucursales. Así lo contempla la empresa en el marco del nuevo Plan Estratégico 2019-2021.

Las medidas, según la entidad, se plantean para "avanzar en la transformación de la red de oficinas urbanas, mantener la red de oficinas en el ámbito rural y potenciar los servicios digitales, como el modelo de atención a clientes In Touch".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad