Pedro Larena, consejero delegado del Popular, abandonó la entidad el pasado mes de abril. EFE/Ángel Díaz

El Popular de Saracho echa a la mano derecha de Ángel Ron

stop

Pedro Larena, consejero delegado de Banco Popular, salta de la entidad el mismo día que Emilio Saracho enmienda las cuentas de Ángel Ron

Economía Digital

Pedro Larena, consejero delegado del Popular, abandonó la entidad el pasado mes de abril. EFE/Ángel Díaz

Barcelona, 03 de abril de 2017 (14:40 CET)

El nuevo Banco Popular de Emilio Saracho corta con la herencia de Ángel Ron. Pedro Larena, hasta ahora consejero delegado de la entidad, ha dejado su cargo menos de un año después de su llegada al banco. La marcha de Larena se produce en un día especialmente delicado. El Popular ha comunicado este lunes que reajustará los resultados de 2016, presentados por el anterior equipo directivo hace apenas un mes. La reacción en bolsa ha sido contundente: los títulos del banco se desploman más de un 5% este lunes

Larena aterrizó en el Popular en julio de 2016 para sustituir a Francisco Gómez, cesado de su cargo por el anterior equipo. Fuentes financieras desvinculan la salida de Larena de la enmienda presentada por el equipo de Saracho a las últimas cuentas anuales de la compañía, de las que participó el directivo. En cambio lo relacionan con el fichaje de Miguel Escrig, exTelefónica, como adjunto al presidente y número dos de facto del Popular.

Banco Popular:  el sector vincula la salida de Pedro Larena al fichaje de Miguel Escrig como adjunto al presidente

La llegada de Escrig se anunció hace tres semanas. El banco no ha confirmado oficialmente la dimisión de Larena y su salida de la entidad. En un comunicado a la CNMV, el Popular sí anunciaba este lunes un reajuste de hasta 630 millones en sus resultados del último ejercicio. Esta revisión tendrá “un impacto significativo” en las cuentas del grupo, aunque “no justifica una reformulación” de las mismas, argumenta la entidad.

Hay que recordar que el Popular batió en el último ejercicio su propio récord de pérdidas, con un quebranto de 3.485 millones de euros. La revisión de números la ha llevado a cabo el actual departamento interno de auditoría del Popular, bajo la supervisión de Pricewaterhouse Coopers (PwC) como auditor externo. Este proceso impactará directamente sobre solvencia de la entidad. El Popular calcula que su ratio de capital total se sitúe al cierre del primer trimestre entre el 11,70% y el 11,85%, en torno a un punto y medio inferior al publicitado en diciembre (13,14%). 

En las últimas horas Banco Popular ha emitido un comunicado en el que informa de que Larena seguirá desempeñando sus funciones hasta que el consejo de la entidad nombre a un sustituto. Además, según el escrito remitido al organismo supervisor, Larena ha manifestado al presidente del Consejo de Administración su deseo de cesar en el cargo por motivos estrictamente personales.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad