Penedès despide a Troyano por conceder préstamos irregulares

stop

SIN INDEMNIZACIÓN NI PARO

Manuel Troyano, Caixa Penedès

27 de diciembre de 2011 (17:10 CET)

El ex director general de Caixa Penedès, Manuel Troyano, ha sido despedido sin indemnización por la entidad pocos días después de haber pedido el reingreso en plantilla. Según Caixa Penedès, Troyano habría facilitado préstamos de forma irregular a través de una filial del conglomerado financiero con sede en Vilafranca del Penedès (Barcelona).

El directivo además había sido destituido como primer ejecutivo de la caja a mediados de noviembre, a raíz del escándalo provocado por el llamado pensionazo. Troyano es uno de los cinco directivos que habrían ocultado al consejo de administración una póliza de seguros cuyo valor de rescate agregado supera los 25 millones de euros. Sin embargo, aún mantenía su puesto de trabajo.

Al trascender la prestación que se habrían asegurado esos cinco directivos, el consejo forzó la dimisión de cuatro de ellos, incluido el entonces presidente, Ricard Pagès. El quinto hombre se había llevado la prestación dos años antes, en el momento de prejubilarse.

En el caso de Troyano, dicha póliza asciende a cinco millones de euros. Además, como director general tenía un salario de unos 500.000 euros anuales.

Caixa Penedès le ha negado este requerimiento y ha roto formalmente la relación laboral que mantenía con Troyano desde hace 43 años. El motivo formal del despido, tramitado como procedente, es decir, sin derecho a indemnización ni paro, es ajeno al asunto de la póliza, según fuentes de la entidad.

Troyano reclamó


Troyano trasladó su requerimiento a la caja a través de un burofax en el que argumentaba que cesar como director general no implicaba romper la relación laboral, por lo que quedaba como un trabajador pendiente de destino.

Analizada la petición, los servicios jurídicos de la entidad han encontrado la manera para formalizar un despido procedente. La relación laboral no se rompe por ocultar la póliza de seguro de cinco millones, sino por una supuesta financiación irregular facilitada por una empresa del grupo a otra entidad.

Al mismo tiempo, los servicios jurídicos de la caja están esperando que la Fiscalía Anticorrupción acabe de instruir el caso abierto para decidir si emprende acciones legales contra los cinco ex directivos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad