Troyano pide el reingreso en Penedès a pesar de su expulsión por el 'pensionazo'

stop

RETRIBUCIONES DUDOSAS

Sede de Caixa Penedès

15 de diciembre de 2011 (17:31 CET)

El pensionazo de Caixa Penedès sigue coleando porque varios de sus implicados todavía pertenecen a la plantilla de la caja. Es el caso del ex director general Manuel Troyano, que tras acumular cinco millones de euros en un plan de pensiones, fue forzado a dimitir de su puesto por el consejo de administración.

Ahora acaba de pedir el reingreso al trabajo y la nueva dirección de la caja ha optado por abrirle expediente disciplinario sobre la base de una serie de posibles operaciones irregulares detectadas bajo su gestión. La instrucción de este expediente es el paso previo a su más que previsible despido procedente, según fuentes solventes cercanas a la entidad financiera.

El exdirector general de Caixa Penedès es uno de los cinco directivos implicados en el pensionazo por el que este grupo de altos cargos amasó algo más de 25 millones de euros en concepto de planes de jubilación e indemnizaciones.

Tras estallar el escándalo hace unas semanas, Troyano acaba de reclamar a la dirección de recursos humanos la reincorporación al trabajo, por lo que solicita a través de un burofax destino y condiciones en alguno de los departamentos de la entidad.

Recibida la petición, la dirección de Penedès ha optado por abrirle inmediatamente expediente disciplinario con el objetivo de despedirle de forma procedente, según detallan las fuentes citadas.

En busca de operciones irregulares

El trámite abierto se basa en distintas operaciones irregulares detectadas bajo su gestión como director general, casi todas ellas vinculadas con el negocio inmobiliario. Ahora Troyano tiene un plazo breve para poder presentar alegaciones, que una vez vistas determinarán la decisión final de la entidad. El expediente se resolverá en todo caso, de forma inmediata, con lo cual podría quedar tramitado la próxima semana.

Si se confirma el despido, en la caja temen que Troyano podría abrir un procedimiento judicial contra Penedès para reclamar daños y perjuicios, así como su derecho a recibir el subsidio por desempleo.

De forma paralela, la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya investiga el plan de retribuciones de los cinco directivos. En función del resultado de esta investigación, BMN, el banco al que pertenece Caixa Penedès, decidirá la estrategia legal a seguir sobre el asunto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad