Rajoy, el mayor prestamista de Mas

stop

El Estado ingresa 30.000 millones esta legislatura en las arcas de la Generalitat a través del ICO y los fondos de rescate a autonomías y proveedores; BBVA desplaza a Caixabank como principal acreedor bancario

Rajoy, en la última cumbre del G20

18 de noviembre de 2014 (00:13 CET)

Mariano Rajoy podrá explicar el próximo sábado en Barcelona que su gobierno es el mayor acreedor de la Generalitat, institución que lidera, como es sabido, la corriente política cuyo objetivo es lograr la independencia de Cataluña.

El Estado, a través del fondo de liquidez autonómico (FLA), ha transferido 21.328 millones de euros desde 2012. El Ministerio de Hacienda también ha inyectado otros 6.550 millones procedentes del fondo de financiación para el pago a proveedores (FFPP). El Instituto Oficial de Crédito (ICO) ha girado, adicionalmente a las demás cantidades, 1.890 millones para distintos proyectos públicos.

Más de 63.000 millones en deudas

Los importes emanan de la situación actualizada de la deuda catalana, que la consejería de Economía ha facilitado al Banco de España. El regulador pasa revista al estado contable a 30 de septiembre, fecha en la que se habría superado el nivel de los 63.000 millones en compromisos totales de la Generalitat.

De confirmarse, los 29.808 millones aportados desde Madrid durante el mandato de Rajoy supondrán el 48% de la cantidad. Las cifras señalan una evidencia: desde que Convergència i Unió tomó el poder, los números rojos del Ejecutivo catalán se han descontrolado en ese volumen.

Crecimiento anual

El tripartito pasó a la oposición con 36.764 millones pendientes de reembolso. Una parte de ella, aproximadamente 3.000 millones en bonos patrióticos, se canceló con recursos del FLA. Desde los 33.000 millones resultantes se ha saltado, en los cuatro años gobernados por Mas, hasta los 63.000 millones.

El ritmo anual de crecimiento medio se fija, por tanto, en el entorno del 24%. Los drásticos recortes en sanidad, educación y otros servicios sociales se han mostrado ineficientes para suturar la sangría presupuestaria, que luego se convierte en deuda que debe financiarse.

Sorpasso bancario

La Generalitat tiene en el Banco Europeo de Inversiones el segundo mayor acreedor, con 4.400 millones. La próxima actualización en diciembre de los datos generará nuevos escenarios en el ámbito privado. La reciente adjudicación de CatalunyaCaixa a BBVA, pendiente sólo de los trámites europeos, ha provocado una deriva de connotaciones históricas.

El mayor grupo financiero catalán, Caixabank, perderá el rol que ocupaba hasta ahora como socio bancario principal del gobierno autonómico. BBVA asumirá en herencia la titularidad de 900 millones que CatalunyaCaixa ha concedido a la Generalitat en los últimos tiempos, principalmente en época de José Montilla. La posición total ascenderá a 3.990 millones.

Bancos acreedores

Los préstamos que, según la contabilidad de la Generalitat, se mantienen vivos con Caixabank arrojan un saldo deudor de 3.570 millones. El tercer acreedor privado es el Santander, con 1.260 millones. Con cantidades más modestas se posicionan, tras el grupo de Ana Botín, Dexia (1.000 millones), Bankia (800 millones) y Banc Sabadell (420 millones).

La lista sigue con decenas de entidades hasta completar un total de 21.000 millones de euros en créditos bancarios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad