Renzi desencadena el rescate del banco más antiguo del mundo

stop

La incertidumbre política en Italia aboca al Estado a la recapitalización de Monte dei Paschi, que necesita 5.000 millones antes de final de mes

Stefano Bernabei y Giuseppe Fonte (Reuters)

Un hombre camina sobre el logo del banco Monte Dei Paschi Di Siena en Roma, Italia, en una imagen de archivo. REUTERS/Alessandro Bianchi/File Photo
Un hombre camina sobre el logo del banco Monte Dei Paschi Di Siena en Roma, Italia, en una imagen de archivo. REUTERS/Alessandro Bianchi/File Photo

Roma , 06 de diciembre de 2016 (16:37 CET)

Italia prepara un rescate estatal para el banco Monte dei Paschi di Siena después de que las esperanzas de que la entidad fuera salvada con fondos privados se desvaneciesen tras la decisión de dimitir del primer ministro Matteo Renzi, dijeron el martes fuentes conocedoras del asunto. Una de ellas dijo que el Gobierno podría emitir un decreto que autorice el acuerdo este mismo fin de semana.

Monte dei Paschi debe conseguir 5.000 millones de euros antes de final de mes si quiere evitar el riesgo de ser desmantelado, pero los inversores son reacios a dar dinero después de la derrota de Renzi en el referéndum y su posterior renuncia. Unas elecciones anticipadas podrían celebrarse el próximo año, lo que elevaría la preocupación entre los inversores de que un partido contrario al euro pueda llegar al poder.

Recapitalización pública

Italia probablemente inyecte dinero público a Monte dei Paschi, el banco en funcionamiento más antiguo de mundo, bajo lo que se denomina recapitalización preventiva, dijeron tres fuentes conocedoras de la situación, para evitar el derrumbe de la entidad y que desencadene una crisis bancaria más amplia.

Una crisis así podría desestabilizar todo el sector, con préstamos morosos por 360.000 millones de euros, e infligir fuertes pérdidas de decenas de miles de millones a los italianos corrientes que tienen posiciones de deuda junior en el banco.

El consejero delegado de la entidad, Marco Morelli, viajó a Fráncfort el martes para hablar con responsables del Banco Central Europeo sobre las opciones de la entidad, dijeron otras fuentes.

Debilidad contable

Monte dei Paschi, calificado como el más débil en las pruebas de estrés bancarias europeas este verano, planeaba un rescate con fondos privados, comenzando por un compromiso de uno o varios de sus inversores y luego vendiendo un paquete de acciones esta semana.

Sin embargo, las fuentes consultadas dijeron el lunes que los bancos de inversión que estaban alineados para suscribir ese plan, liderados por JP Morgan y Mediobanca, habían dejado en suspenso el acuerdo por la incertidumbre política.

El acuerdo contemplaba que éste se pudiera suspender por condiciones de mercado adversas. Una fuente dijo que tomarían una decisión el viernes, pero que eran pocas las probabilidades de que saliera adelante.

Monte dei Paschi tenía sus esperanzas puestas en que el fondo soberano catarí inyectase hasta 1.000 millones de euros, pero banqueros cercanos al consorcio dijeron que el fondo y otros posibles inversores querían esperar para ver qué clase de gobierno sucedía a Renzi.

Retraso en la formación de gobierno

El presidente italiano, Sergio Mattarella, pidió a Renzi en las últimas horas que se quede en el cargo hasta que el Parlamento apruebe el presupuesto de 2017, algo previsto para el próximo miércoles. Esta circunstancia ha retrasado la formación de un nuevo gobierno, haciendo más difícil persuadir a los inversores para que se comprometan. "Quedándose Renzi ya no hay tiempo", dijo una de las fuentes.

Una inyección de dinero público conllevaría pérdidas para los inversores institucionales que tienen deuda junior de Monte dei Paschi, en línea con las normas europeas para lidiar con las crisis bancarias. El banco ya había levantado algo más de 1.000 millones de euros con la conversión de bonos subordinados en capital como parte de su plan de rescate privado.

Roma quiere evitar que se impongan pérdidas a los inversores minoristas, que tienen 2.100 millones de euros de la deuda junior del banco. Una de las fuentes dijo que las posiciones de deuda de estos inversores podrían garantizarse en hasta 100.000 euros para cada uno, en línea con las normas para proteger los depósitos.

Otra de las fuentes dijo que una reunión del consejo del banco prevista para este martes se ha pospuesto finalmente hasta el miércoles o el jueves.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad